Los signos del agotamiento físico

El agotamiento físico se desarrolla como una respuesta normal al esfuerzo excesivo o por no descansar adecuadamente entre periodos de actividad física. No importa la causa, el agotamiento físico es una condición seria que no debe ser pasada por alto. El descanso y la recuperación ayudan a dejar atrás el agotamiento.

Fatiga inusual

Aunque se produce cansancio y fatiga después de haberte esforzado, puedes estar experimentando un mayor nivel de fatiga. Si observas un descenso significativo en los niveles de energía, puedes estar experimentando agotamiento físico. El agotamiento de las reservas de energía de tu cuerpo te está causando el cansancio, lo que indica la necesidad de recuperar y recargar combustible antes de estar físicamente activo.

Dolor muscular constante

El esfuerzo físico, especialmente si juegas un deporte de contacto, resulta en dolor muscular, pero los dolores en general desaparecen después de uno o dos días de recuperación. A corto plazo, el dolor indica que los músculos han sido empujados enérgicamente y están agotados físicamente, lo que te da una indicación de parar y recuperarse. El dolor constante o crónico en todo el cuerpo indica agotamiento físico, que puede ser causado cuando esfuerzas tu cuerpo para funcionar sin darle tiempo para la recuperación muscular y para la reposición de las reservas de energía.

Dificultad mental

Cuando tu cuerpo se agota, puedes comenzar a sentir confusión o a experimentar problemas de coordinación. Cuando las fuentes de energía son bajas, tu cerebro no está recibiendo suficiente combustible, lo que se traduce en la disminución de la agudeza mental. Los atletas, en especial los de resistencia, pueden tener problemas para caminar en línea recta o confundirse fácilmente cuando están físicamente exhaustos.

Más galerías de fotos



Escrito por meredith crilly | Traducido por katherine bastidas