Signos de deficiencia de vitamina D en las mujeres

Las personas obtienen la mayoría de la vitamina D que necesitan a través de la exposición a la luz solar. También pueden adquirir esta vitamina soluble en grasa, por medio del consumo de alimentos que adicionados o de suplementos dietéticos. La vitamina D es esencial para tener huesos fuertes, un sistema inmunológico saludable y un óptimo funcionamiento de cerebro, músculos, corazón y pulmones. La deficiencia de vitamina D en las mujeres puede afectar a la salud y el bienestar en general.

Necesidades de vitamina D

La vitamina D que se genera por medio de la luz solar y que se obtiene a través de alimentos y suplementos, debe someterse a cambios en el cuerpo para poder ser utilizada. El hígado se encarga de convertir esta vitamina primero en calcidiol, el cual se transforma en calcitriol por acción de los riñones. El calcitriol es la forma activa de la vitamina D que puede ser utilizada por el cuerpo. La cantidad diaria recomendada de vitamina D para las mujeres es de 600 unidades internacionales o UI, por día. Las mujeres embarazadas también necesitan 600 UI por día. El pescado, los aceites de hígado de pescado, las setas y los alimentos fortificados, son buenas fuentes de la vitamina. La mayoría de las personas logran satisfacer sus necesidades de vitamina D a través de la exposición controlada al sol.

Causas de deficiencia

Tu médico puede recomendarte un suplemento si tus niveles de vitamina D son bajos. Esto te ayudará a evitar o a disminuir los efectos negativos. Es posible que te ordenen un examen de sangre para determinar los niveles de vitamina D en tu sistema. Además de la ingesta inadecuada y de la exposición al sol limitada, la deficiencia de vitamina D puede deberse a una alteración de la absorción en el tracto digestivo que incrementa las necesidades de ella, pese a que limita su conversión a la forma activa de calcitriol o aumenta su excreción.

Salud ósea

Se requieren niveles adecuados de vitamina D para mantener la salud ósea. La deficiencia de esta vitamina aumenta el riesgo de una mujer de padecer osteoporosis, que genera fragilidad ósea y multiplica el riesgo de sufrir fracturas debido a la baja masa y al deterioro estructural del tejido de los huesos. Aunque en general, son los bajos niveles bajos de calcio los que se asocian con la osteoporosis, los niveles inadecuados de vitamina D limitan la absorción de calcio, lo que empeora el problema. Los signos de una deficiencia severa de vitamina D son fracturas recurrentes y dolor continuo.

Salud del sistema inmune

Al actuar como receptor en las células inmunes en tu cuerpo, la vitamina D juega un papel vital en el mantenimiento de un sistema inmunológico saludable. La deficiencia de vitamina D está vinculada con el desarrollo de signos autoinmunidad y con el incremento de la susceptibilidad a las infecciones. Una señal de que no estás recibiendo suficiente vitamina D es sufrir resfriados severos o infecciones frecuentes. Si tienes un resfriado o una infección externa que no desaparece, consulta a tu médico y pídele que revise tus niveles de vitamina D.

Otros signos y síntomas

La fatiga es un signo común de deficiencia de vitamina D. Es posible que sientas como si no tuvieras energía. El dolor muscular, los calambres y la debilidad son otros síntomas comúnmente asociados con los bajos niveles de vitamina D en el cuerpo, sin embargo, no todas las personas que tienen deficiencia de vitamina D experimentan síntomas.

Más galerías de fotos



Escrito por rebecca slayton | Traducido por pei pei