Signos de los celos

Los celos en el matrimonio pueden ser una señal de un problema más grande. La inseguridad acerca de lo mucho que siente que tu cónyuge te ama y respeta puede llevar a preguntarte si él está mirando a otra persona. Los celos sobre la cantidad de tiempo que tu cónyuge pasa con su familia también puede hacer que el matrimonio sea difícil. Al darte cuenta de que no estás compitiendo por su amor y estableciendo límites con los que ambos puedan vivir es un buen lugar para comenzar.

Los celos y la confianza en tí mismo


Una mujer pensativa se sienta y piensa en un café urbano.

Si los celos son un problema en tu matrimonio, puede ser un signo de problemas con tu propio nivel de confianza. La falta de confianza en ti mismo y la autoestima crea la sensación de inseguridad a medida que luchas preguntándote si eres lo suficientemente bueno para ganar el amor y la devoción de otra persona. Aunque hayas dicho "sí, quiero" y hayas hecho promesas para siempre, tus propias experiencias con el rechazo y el dolor hacen que sea difícil aceptar que tu marido quiere decir lo que dice. En sitio en línea eHarmony le recuerda a las parejas que nadie llega a la edad adulta sin algunas situaciones desgarradoras en el camino. Cargar con estos recuerdos dolorosos en lugar de tratarlos puede crear sentimientos de inseguridad que conducen a los celos.

La otra mujer


Una pareja tiene una seria conversación en un café.

Ser un poco celosa de las otras mujeres en la vida de tu marido es una parte normal de cualquier matrimonio. Pero cuando los celos ligeros se convierten en celos obsesivos, tu relación podría estar en peligro. Compararte con todas las demás mujeres con las que tu marido entra en contacto durante el día no es saludable. Las parejas casadas deben escuchar las preocupaciones de los demás con atención y respeto cuando se trata de los celos, recomienda la Dra. Terri Orbuch para el Huffington Post. Incluso si estás convencida de que tu marido te está dando una razón para estar celosa, dale la oportunidad de explicar sin juzgar. Y si tu marido está participando en comportamientos que te hacen sospechar, es hora de ser honesta acerca de cómo sus acciones te hacen sentir y darle la oportunidad de cambiar esos comportamientos.

El factor familiar


Un retrato de familia con los suegros.

A veces, la familia extendida de tu esposo puede ser la fuente de tus celos, especialmente si él está pasando demasiado tiempo con sus padres o hermanos y no hay suficiente tiempo contigo. Esto es especialmente común cuando tu relación o matrimonio es bastante nuevo o si viven cerca de su familia y no de la tuya. Ayudar a tu marido a entender que su nueva familia es su primera prioridad es importante. Establecer límites sobre cuánta cantidad de tiempo con los padres es demasiado, qué tiempos son sólo para los dos y cómo hacer frente a las interrupciones, te ayuda a poner a los dos en la misma página con las mismas expectativas. Orbuch le recuerda a aquellos que experimentan celos en el matrimonio que la construcción de la confianza mutua en la relación puede ayudar a la hora de ser celoso de las relaciones familiares que existían antes del matrimonio.

¿Eres tú o soy yo?


Una mujer triste reflexiona en el sofá.

Una cosa importante a considerar cuando estás sufriendo de sentimientos de celos es cuánto viene de ti. Tu marido puede estar dando razones para estar celoso o tú puedes estar sufriendo de celos por otras razones y los celos se ven influidos por uno de dos factores: la estabilidad emocional y amabilidad, dice el psicólogo Dr. Alan V. Tepp. Tu estabilidad emocional es la medida en que eres capaz de manejar sentimientos fuertes como la ira, la depresión y la ansiedad. La amabilidad es una tendencia a ser amable, compasivo y cooperativo. Tu tendencia de personalidades hacia un factor u otro puede determinar qué tan probable es que sufras de celos.

Más galerías de fotos



Escrito por patti richards | Traducido por juan ignacio ceviño