Los signos de cáncer de labio

El cáncer de labio se presenta con mayor frecuencia en las personas que consumen tabaco y pasan mucho tiempo en el sol, informa la University of Wisconsin. Los síntomas que duran más de tres a cuatro semanas deben ser reportados al proveedor de cuidados de la salud del paciente. Si se reconocen temprano, la tasa de curación para el cáncer de labios puede ser tan alta como 90%. Los signos de cáncer de labio se deben revisarse por un médico tan pronto como se les reconoce.

Irritación

El cáncer de labio por lo general comienza en las células escamosas, células de la piel planas y delgadas, y se extiende a las zonas más profundas de los labios a medida que crece el cáncer, de acuerdo con la Cleveland Clinic. Una primera señal puede ser un área irritada que se parece a los labios agrietados, menciona la University of Wisconsin. Los pacientes que fuman, consumen alcohol, usan enjuagues con alcohol o que están expuestos a la luz solar deben sospechar particularmente de un área irritada en el labio superior o inferior, de acuerdo con la University of Maryland Medical Center.

Llaga

Una llaga en el labio que no se cura después de una o dos semanas puede ser un signo temprano de cáncer, hace notar la University of Maryland Medical Center. La llaga puede estar adormecida o ser dolorosa, puede sangrar fácilmente o en exceso, o puede aparecer como parches con costras en el labio. Las personas deben examinar la boca y los labios para corroborar si hay lesiones inusual cada mes y reportar estos síntomas a sus proveedores de atención médica.

Bulto

Un bulto o engrosamiento en el labio que no desaparece después de una o dos semanas debe ser examinado, de acuerdo con la University of Maryland Medical Center. El bulto o engrosamiento puede ser insensible o doloroso. Los tumores benignos o malignos pueden tener un aspecto similar, por lo que tu proveedor de atención médica necesitará llevar a cabo una biopsia u otros exámenes para hacer el diagnóstico.

Dolor o adormecimiento

El cáncer de labio puede aparecer primero como dolor o adormecimiento en el labio, de acuerdo con la University of Maryland Medical Center, sin signos visibles de un tumor. El dolor en la cavidad oral, incluyendo la mandíbula, encías, mucosa de la boca o la lengua, puede ser un signo de que el cáncer de labio se ha diseminado. El dolor e inflamación en los ganglios linfáticos de la mandíbula o cuello es un indicio serio de la metástasis o propagación del cáncer. Como regla general, el cáncer de labio que se ha diseminado a los ganglios linfáticos o estructuras cercanas se considera en la etapa III o IV, dependiendo de la extensión de la metástasis, de acuerdo con la Cleveland Clinic. Estas etapas avanzadas requieren un tratamiento más invasivo que las etapas I y II, las cuales no implican otras estructuras de la cabeza o cuello.

Más galerías de fotos



Escrito por marcy brinkley | Traducido por esteban arenas