Signos de advertencia de diabetes en niños

La diabetes es una enfermedad grave que puede llevar a otras condiciones graves como enfermedad cardiaca y falla renal. De acuerdo con el Colorado Department of Public Health alrededor de 13.000 nuevos casos de diabetes se diagnostican cada año a niños. Los padres y el médico deben tener cuidado con estos síntomas de la diabetes para que puedan ser diagnosticados de manera temprana y comenzar con el tratamiento necesario.

Tipos de diabetes

La diabetes tipo 1 resulta debido a que el cuerpo crea muy poca insulina o no la genera. Alrededor del 5 al 10 por ciento de los casos de diabetes se deben a diabetes tipo 1 contando niños y adultos. La mayoría de los casos son de tipo 2. En este tipo de diabetes el cuerpo no puede crear la insulina suficiente o no la usa de manera adecuada. La cantidad de niños con diabetes tipo 2 aumenta cada año aunque los jóvenes no siempre cuentan con los síntomas clásicos de la enfermedad.

Signos de alerta

Los signos de la diabetes tipo 1 incluyen sed extrema, orina frecuente, cambios repentinos en la visión, aumento del apetito, pérdida de peso, letargo, respiración pesada y frutal, dulce o fermentada. El primer signo que puede reconocer el padre es el estupor o la inconsciencia. Las pruebas pueden revelar azúcar en la orina. La diabetes tipo 2 tiene los mismos síntomas además de lenta curación de heridas o cicatrices, comezón, presión sanguínea alta y parches en la piel de color rojo oscuro alrededor del cuello o las axilas.

Diagnóstico erróneo

A menudo, los jóvenes con diabetes no sufren los síntomas clásicos. Menos del 1 por ciento de todos los niños con diabetes son diagnosticados antes de su primer cumpleaños y menos del 2 por ciento se diagnostican antes de los 3 años de edad, de acuerdo con un artículo en enero y febrero de 1999 en el diario "Pediatrics and Child Health", por lo que los médicos puede que no busquen diabetes al momento de tratarlos con otros síntomas. Los niños pequeños pueden ser tratados para infecciones respiratorias o urinarias, por ejemplo, y sólo cuando ya no responden al tratamiento el médico busca otras causas como diabetes.

Identificación de diabetes en jóvenes

Los autores del artículo en "Pediatrics and Child Health" recomiendan que si un niño presenta síntomas inusuales o no parece responder al tratamiento deben ser revisados con análisis de orina para ver la presencia de azúcar o cetonas en la orina. Si él tiene síntomas que no responden al tratamiento pide a tu médico un análisis de orina para controlar la diabetes aunque este no parezca ser el diagnóstico similar.

Más galerías de fotos



Escrito por ramona french | Traducido por karen angelica malagon espinosa