Signos de adicción a pastillas para el dolor

Parece que para cada dolencia, hay una píldora. Mientras que la medicina moderna ofrece una serie de opciones para los enfermos, algunos de estos remedios son peligrosos, lo que resulta en la adicción a los medicamentos potentes para el dolor. Para ayudar a reducir los riesgos de la adicción a las pastillas, toma no más de las dosis recomendadas y habla con tu médico si se desarrollan signos de adicción.

Signos de comportamiento

Los medicamentos recetados son la segunda categoría de drogas abusadas más frecuentes, de acuerdo con PrescriptionDrugAbuse.org. Existen múltiples indicios de adicción, incluyendo los signos físicos, cambios de personalidad y de comportamiento. Algunos de los síntomas de comportamiento de la adicción son la obsesión con la medicación, la preocupación de las recargas y tomar a hurtadillas o esconder los medicamentos. Una persona adicta puede cambiar de médico o farmacias para mantener un suministro de la medicación y se siente culpable o avergonzado de su costumbre. Además, el individuo puede tener antecedentes de tratamiento por consumo excesivo de medicamentos y haber aumentado la dosis, la fuerza o la frecuencia de la droga. Otros cambios extremos de comportamiento incluyen robo y mentira para fines relacionados con las drogas y romper la ley para obtener los medicamentos.

Cambios en la personalidad

La adicción a los medicamentos puede cambiar la personalidad del usuario, causando diferencias notables en la actitud, perspectiva y estado de ánimo. Los familiares y amigos cercanos son a menudo los primeros en notar los cambios radicales que pueden indicar una adicción a los analgésicos. La depresión es un signo de uso crónico de drogas, especialmente entre los usuarios de analgésicos opiáceos, como la oxicodona, la morfina y la codeína. La pérdida de interés en actividades y responsabilidades anteriores, cambios de peso, en los patrones del sueño y desprecio por la apariencia son signos de depresión.

Signos físicos

Los signos físicos de una adicción a las pastillas para el dolor incluyen malestar o enfermedad al pasar por largos períodos sin medicación, una reducción en el sentido del dolor, sedación, confusión, respiración lenta y estreñimiento. Todos estos síntomas físicos pueden indicar la dependencia del cuerpo a analgésicos recetados. Los adictos a las pastillas pueden haber tratado de reducir o dejar de tomar el medicamento, sin éxito. Si sientes que tú o alguien que conoces puede ser adicto a los analgésicos, pide ayuda. Las posibilidades de una recuperación exitosa a largo plazo son mayores con un tratamiento oportuno.

Más galerías de fotos



Escrito por rica lewis | Traducido por mariana perez