¿Qué significan las siglas BCS en el fútbol americano colegial?

BCS significa Bowl Championship Series, un sistema que permite que los mejores equipos en la NCAA compitan entre sí durante la post-temporada. Los dos mejores equipos del país juegan la final del campeonato nacional, mientras que los otros equipos juegan en otros juegos de tazón prestigiosos. Si bien existen otros juegos de tazón, todos los equipos en la NCAA aspiran a estar en la BCS.

Tazones

Aparte de el Juego de Campeonato Nacional de la BCS, los equipos de la BCS participan en el Fiesta Bowl, Orange Bowl, Rose Bowl y el Sugar Bowl. Cada temporada, el BCS paga alrededor de US$260 millones a las escuelas de la NCAA; los juegos generan ingresos para las ciudades que los acogen.

Oferta automática

El proceso de selección de la BCS comienza con la fase de clasificación automática, lo que significa que los ganadores de la ACC, Big East, Big Ten, Big 12, Pac-10 y SEC todos reciben ofertas en uno de los juegos de tazón. Los campeones de las conferencias más pequeñas, como la Conferencia de EE.UU., MAC, MWC, Conferencia Sun Belt y WAC reciben ofertas automáticas si terminan en los 12 mejores de la clasificación de la BCS o en los mejores 16 de la clasificación y tienen un rango más alto que uno de los campeones de una conferencia de clasificación automática. Sólo un equipo de una conferencia menor puede recibir una oferta automática por temporada. Notre Dame también recibe una oferta automática si termina entre las ocho mejores de las encuestas de la BCS.

Oferta "en grande"

Si hay menos de 10 clasificados automáticos, la BCS seleccionará algunos equipos "en grande" para participar. Estos equipos deben tener por lo menos nueve victorias en la temporada regular y terminar en los mejores 14 de la clasificación de la BCS. Cada conferencia puede tener un máximo de dos equipos de la BCS. Si existen suficientes equipos con esos requisitos, la BCS amplía sus criterios para incluir a los equipos clasificados entre el 15vo. y el 18vo. lugar.

Proceso de selección

Los dos mejores equipos juegan en el Campeonato Nacional de la BCS, pero las conferencias también tienen obligaciones contractuales con ciertos tazones. Los campeones del ACC deben jugar en el Orange Bowl, los campeones de la Big Ten y el Pac-10 en el Rose Bowl, el campeón del Big 12 en el Fiesta Bowl y el campeón del SEC en el Sugar Bowl, a menos que el campeón de esa liga califique para el juego nacional de campeonato. Si el campeón de una conferencia con obligación contractual juega en el partido por el campeonato, los organizadores deben elegir a un sustituto del grupo de equipos calificados, dando prioridad a los equipos de oferta automática. El equipo de reemplazo no tiene que venir de la misma conferencia.

Controversia

A muchos no les gusta la BCS, ya que sólo le brinda la oportunidad de jugar por el campeonato nacional a las grandes escuelas. Dado que sólo seis conferencias reciben ofertas automáticas para el tazón, los equipos de las conferencias restantes se valen de la clasificación para tener una oportunidad de jugar en la BCS. Incluso si el equipo de una escuela pequeña permanece invicto, sigue siendo poco probable que pueda jugar en un campeonato nacional. Esto también significa que las escuelas pequeñas no reciben tantos ingresos de los juegos de la BCS, poniéndolos en una situación de desventaja al momento de reclutar jugadores, contratar entrenadores o mejorar instalaciones.

Más galerías de fotos



Escrito por jeremi davidson | Traducido por gerardo núñez noriega