¿Qué significa IMC?

IMC, o índice de masa corporal, es una medida estimada de la composición de grasa del cuerpo humano, o cómo de proporcionado está el peso de una persona con su altura. Las agencias de salud públicas, como el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention), consideran el IMC como un indicador fiable de la composición de grasa corporal y el uso de las estadísticas de IMC para seguir la pista de las tendencias de peso en las poblaciones. El IMC también es útil para monitorizar la salud personal.

Cómo se calcula el IMC

El IMC es un radio de peso y altura y se calcula usando una fórmula. Para calcular el IMC, toma el peso de un individuo en pulgadas y divídelo por el cuadrado de su altura en pulgadas. Multiplica ese resultado por 703. De modo que alguien que pesa 140 libras (63,5 kg) y mide 5 pies y 6 pulgadas (1,62 m) tendría un IMC de alrededor de 22,6. Las calculadoras de IMC y aplicaciones en línea están ampliamente disponibles.

Categorías de IMC

Para adultos, los números de IMC se agrupan en categorías que reflejan si alguien tiene bajo peso, peso normal, sobrepeso u obesidad. Un IMC de menos de 18,5 se considera bajo peso. Un IMC de 18,5 a 24,9 está en el rango normal. Un IMC de 25,0 a 29,9 constituye sobrepeso. Un IMC de 30 a 39,9 se considera obesidad, mientras que la obesidad extrema es definida como un IMC que excede a 40. Se usan diferentes criterios para niños y adolescentes: las categorías de IMC se desglosan por edad y sexo porque la composición de grasa corporal cambia con el crecimiento y generalmente es diferente para chicos y chicas.

IMC y salud

Los adultos deberían estar al tanto de su IMC, porque hay una correlación entre el sobrepeso y la obesidad y el riesgo de condiciones de salud que suponen un riesgo potencial para la vida, como diabetes de tipo 2, alta presión sanguínea, enfermedad cardíaca, apoplejía y algunos cánceres. Debido a esta correlación, los oficiales de salud pública usan el IMC para registrar el peso en poblaciones y centrarse en campañas de salud pública diseñadas para reducir la prevalencia de obesidad y mejorar los resultados sanitarios. El Centro Nacional de Estadísticas Sanitarias (National Center for Health Statistics) informó en un documento de datos de 2012 que casi el 36% de los estadounidenses adultos eran obesos. La prevalencia del sobrepeso y la obesidad en EEUU creció en la última parte del siglo XX, pero parece haberse nivelado para 2012.

Una talla puede no servir para todos

El IMC se considera generalmente como un buen indicador del porcentaje de grasa corporal, pero no es una medida exacta. El género supone una diferencia, con los hombres tendiendo a tener menos grasa corporal que las mujeres. Los adultos más jóvenes también tienden a tener menos grasa corporal que los adultos mayores. El músculo también supone una diferencia, porque es más denso que la grasa. De modo que los atletas pueden tener IMC altos aunque tengan un porcentaje normal de grasa corporal. Los IMC también varían en poblaciones con diferentes proporciones corporales. La Organización Mundial de la Salud (World Health Organization) informa de que los oficiales de salud pública de todo el mundo están discutiendo en 2013 si el grupo de IMC para lo que se considera sobrepeso debería ser diferente para varios grupos étnicos.

Conseguir o mantener un IMC saludable

Mantener un IMC normal ayuda a reducir el riesgo de ciertas enfermedades y condiciones. Reducir un IMC alto a través de la pérdida de peso o incluso del 5 al 10% del peso corporal actual ayuda a reducir el riesgo de condiciones médicas relacionadas con la obesidad, informa el Instituto Nacional del Corazón, el Pulmón y la Sangre (National Heart, Lung, and Blood Institute). Comer de forma saludable y equilibrada y hacer ejercicio regularmente son las piedras angulares para conseguir o mantener un IMC normal.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle dupler | Traducido por natalia navarro