¿Por qué siento el estómago lleno después de hacer sentadillas?

Escrito por sean flynn | Traducido por sofía bottinelli
No tienes que sentirte llena después de las sentadillas.

La distensión abdominal es un síntoma común que muchas personas experimentan. Algunas causas de la hinchazón incluyen estreñimiento, indigestión, intolerancia a la lactosa e infección. Muchas personas también notan que se sienten hinchadas después del ejercicio, especialmente después de realizar sentadillas dirigidas a la región abdominal.

Introducción

La distensión durante o poco después del ejercicio es un hecho muy común. La mayoría de las personas se quejan porque su estómago parece o se siente más grande, tienen eructos o sensación de hinchazón. La mayoría de las veces, esto no es para preocuparse. Si la hinchazón conduce al dolor o diarrea severa o está asociada con fiebre o sangrado rectal, consulta a tu médico.

Desequilibrio de líquidos

La distensión como consecuencia de hacer ejercicios como sentadillas tiene varias causas. La más probable es la deshidratación o sobrehidratación durante el ejercicio. Cuando traspiras, el cuerpo compensa mediante la retención de líquidos. Estos pueden acumularse en el abdomen y causar la sensación de saciedad. Beber demasiada agua sin reponer la sal perdida en la traspiración también puede causar la acumulación de líquido en el estómago.

Digestión y ejercicios

Cuando comes, tu cuerpo desplaza la cantidad de sangre que va a los intestinos para ayudarles a moverse y digerir tu alimento. Cuando haces ejercicios, el cuerpo desvía este flujo de sangre a los músculos que están trabajando. La comida en el estómago y los intestinos puede permanecer estanca, lo que lleva a una sensación de plenitud. Esto también puede aumentar la producción de gas y conducir a la hinchazón.

Tratamiento

Para detener la sensación de saciedad después de una serie de sentadillas, asegúrate de beber suficiente cantidad de agua y también de reponer los electrolitos durante el entrenamiento. En segundo lugar, asegúrate de dejar suficiente tiempo entre las comidas y el ejercicio. Para evitar este problema, puedes hacer las sentadillas al comenzar tu día. Por último, no te olvides de estirar tus músculos abdominales antes y después del ejercicio. Las sentadillas hacen que los músculos del estómago se agranden y el estiramiento te ayudará a mantenerte estirado, delgado y cómodo.