Me siento cansado por comer avena por la mañana

Un humeante bol de avena suena como el desayuno perfecto para mantenerte satisfecho y energizado durante toda la mañana. Pero si comer avena te da ganas de dormir la siesta, hay algo en tu desayuno que no es bueno para ti. Podría tratarse de la avena, los aditivos o el azúcar que agregas.

Digestión normal

Cuando comes, se dirige más sangre de lo normal hacia el tracto intestinal para ayudar a la digestión. Esto desvía la sangre de tu cerebro pudiendo causar sensación de cansancio. Los carbohidratos, especialmente los refinados, como el azúcar, también pueden causar fatiga después de haberlos consumido porque elevan tus niveles de serotonina. La serotonina, un neurotransmisor, te ayuda a conciliar el sueño. El azúcar eleva los niveles de insulina, que libera triptofano, que se convierte en serotonina.

Hipoglucemia

Si sufres de hipoglucemia reactiva, tu cuerpo no procesa bien los carbohidratos. Como la avena es un grano que contiene carbohidratos, comer un bol puede elevar rápidamente tus niveles de glucosa en sangre. Tu cuerpo libera grandes cantidades de insulina para ayudar a tus células a absorber glucosa. Luego, el nivel de azúcar en tu sangre cae rápidamente, causando fatiga, temblores, dolor de cabeza y dificultad para pensar. Si agregas azúcar a tu avena o consumes avena procesada con azúcar agregada, especialmente con el estómago vacío, corres más riesgo de experimentar una reacción hipoglucémica. Agregar proteína a tu comida y reducir la cantidad de azúcar que usas puede disminuir esta reacción.

Sensibilidad al gluten

Uno de cada 133 estadounidenses sufren de sensibilidad al gluten, también conocida como intolerancia al gluten o enfermedad celíaca, según el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. La avena no contiene el gluten que causa problemas a la gente celíaca, pero suele ser procesada en las mismas plantas que procesan trigo, que sí contiene gluten. La contaminación cruzada puede producirse durante el procesamiento o en los campos donde crece avena y el trigo crece cerca de ella. La enfermedad celíaca puede causar fatiga, además de síntomas gastrointestinales.

Aditivos

Si comes avena sazonada comercialmente, puedes tener una reacción a los aditivos como colorantes, conservantes u otros químicos agregados. La avena procesada sazonada puede también contener mayor cantidad de azúcar. Intenta usar avena pura en vez de procesada para ver si así disminuye tu fatiga al consumirla.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por mariana palma