¿Por qué estoy siempre hambrienta cuando me embarazo?

La American Dietetic Association (Asociación dietética de Estados Unidos) recomienda que las mujeres embarazadas consuman 300 calorías extras diariamente para fortalecer el crecimiento de su nuevo bebé, pero muchas mujeres sienten la necesidad de consumir mucho más del número sugerido de calorías. Aunque los expertos en salud del Womenshealth.gov y la Mayo Clinic recomiendan no restringir tus calorías durante el embarazo, comer una gran variedad de alimentos nutritivos puede ayudar a domar tu hambre constante sin ocasionar una ganancia excesiva de peso.

Importancia

Las tensiones físicas del embarazo y las hormonas juegan un papel en estimular el hambre durante el embarazo. El Dr. Michael Roizen, el oficial en jefe de bienestar en la Cleveland Clinic, sugiere que las mujeres embarazadas pueden experimentar más ataques de hambre debido a los disminuidos efectos de la leptina, una hormona que controla el hambre que es suprimida durante el embarazo por receptores cerebrales. Las mujeres embarazadas se dan cuenta frecuentemente que su aumento de talla, además de sus tobillos y pies inflamados, reducen su actividad física durante el embarazo. Para aminorar su incomodidad y aburrimiento, muchas mujeres se consienten demasiado con sus alimentos favoritos.

Consideraciones

Si te das cuenta de que sólo puedes comer algunos bocados en las comidas, para sentirte hambrienta enseguida, deja de beber líquidos con tus alimentos. Aunque las mujeres necesitan mucha agua durante el embarazo, tomarla en otros momentos del día puede mantenerte hidratada sin llenarte durante las comidas o refrigerios. Evitar líquidos durante los alimentos también puede ayudarte a evitar acidez estomacal, una queja común en muchas mujeres embarazadas.

Errores comunes

Algunas mujeres perciben el embarazo como una excusa para consumir sus alimentos favoritos sin ninguna restricción o precaución. Ingerir porciones pequeñas de tus alimentos favoritos puede ser parte de una dieta saludable de embarazo, pero consentirte demasiado puede llevar a problemas digestivos y aumento excesivo de peso. Los alimentos endulzados o altamente procesados frecuentemente se metabolizan rápidamente, dejando a las mujeres embarazadas temblorosas y hambrientas mucho más rápidamente que con alimentos nutritivos integrales.

Prevención/solución

Controla el hambre durante el embarazo con alimentos bajos en calorías, ricos en nutrientes tales como carnes magras, granos integrales, frijoles o judías, huevos y productos lácteos. Melinda Johnson, una nutrióloga materna con base en Phoenix, recomienda elegir alimentos de al menos dos grupos básicos durante los refrigerios y tres durante las comidas para asegurar el consumo de una amplia variedad de alimentos nutritivos. Ingiere comidas y refrigerios en tiempos regulares durante todo el día para evitar sentirte demasiado hambrienta.

Advertencia

Comer demasiado -o muy poco- durante el embarazo puede ocasionar complicaciones que ponen en peligro tu salud y la de tu bebé por nacer. Womenshealth.gov advierte que las dietas bajas en calorías pueden ocasionar la producción de una substancia llamada cetona, que puede ocasionar daño cerebral y retraso mental en tu bebé. Ganar demasiado peso durante el embarazo puede incrementar tu riesgo de desarrollar diabetes gestacional y alta presión arterial y puede agravar las molestias del embarazo tales como dolor lumbar, fatiga, venas varicosas y calambres en las piernas.

Más galerías de fotos



Escrito por erin carson | Traducido por iliana koster