Cómo tener siempre una apariencia fresca

El verse fresco y joven es el deseo de muchas personas, pero una cultura de desvelos, largas horas de trabajo y agendas llenas de estrés ofrece muy poco tiempo para dedicarlo a esos hábitos extra necesarios para el bienestar personal. Aunque muchas personas asumen que lucir radiante requiere de escapadas al spa y retiros totales de varios días, la realidad es que a solo unos cuantos minutos al día, en el hogar, usando aplicaciones fáciles, puede crear una complexión fresca y húmeda, proporcionando una imagen de juventud y vitalidad.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Duerme un mínimo de siete horas cada noche, preferiblemente de ocho a nueve horas con un ciclo de sueño consistente y vigilia. "Sueño de belleza" es una frase desarrollada para enfatizar la importancia del sueño y sus efectos generales en la apariencia. Los expertos de SleepDex.org declaran "el sueño de belleza es considerado el momento en que la secreción de las hormonas de crecimiento ayudan a reparar y reconstruir los tejidos del cuerpo como el músculo y el hueso". El sueño proporciona regeneración y renovación en cada fase y función del cuerpo y cuando se disfruta de manera consistente, producirá una imagen fresca de relajación y juventud.

  2. Bebe cantidades abundantes de agua filtrada a lo largo del día, de ocho a 10 vasos de ocho onzas cada uno. Esto asegurará la hidratación apropiada de la piel, los ojos y los órganos del cuerpo, facilitará la circulación y la salud en general, explican los expertos de la revista Self Magazine. Si no cuentas con la hidratación apropiada, la retención de agua se convierte en un problema y las bolsas que se forman debajo de los ojos hacen que te veas cansado y envejecido.

  3. Levántate o muévete. La actividad que promueve e incrementa el ritmo cardiaco mejora la circulación y tonificación de los músculos y la piel. Cuando la actividad se convierte en un hábito diario, la piel obtendrá una apariencia fresca y vibrante por medio del flujo sanguíneo incrementado y los nutrientes que están siendo distribuidos por todo el cuerpo de manera efectiva.

  4. Usa un protector solar SPF 30+ diariamente. La piel saludable se verá naturalmente más fresca y joven, así que protege tu piel con un bloqueador de rayos UVA y UVB de amplio espectro. Las mejores marcas que ofrecen gran protección con un humectante tintado son el Bobbie Brown, Sephora, Aveda y Laura Mercier. Estas marcas ofrecen productos que no tienen aditivos peligroso, solo humectantes con un tinte de color bronce y SPF de protección que te mantendrán luciendo fresca en todo momento.

  5. Aplícate maquillaje mineral que mejore la apariencia radiante de tu piel. Muchas de las principales compañías cosméticas han desarrollado sustancias de maquillaje de este tipo que reflejan la luz natural de la piel, promoviendo esa imagen radiante y reduciendo la apariencia de líneas finas, puntos oscuros o decoloración de la piel. Busca marcas como Jane Iredale, Bare Escentuals o Mineral Silk.

  6. Complementa tu dieta diaria con aceite de pescado. Los ácidos grasos esenciales no son producidos por el cuerpo; en lugar de eso, necesitan consumirse por medio de la dieta. Estos elementos son esenciales tanto para la salud en general como para la salud del corazón, y proporcionan a la piel lustre y salud. El aceite de pescado estimula enzimas que producen las proteínas estructurales necesarias para la formación y mantenimiento del colágeno y la elastina en la piel, sugieren los expertos de KeyFishOilBenefits.com.

Más galerías de fotos



Escrito por colleen meheen | Traducido por reyes valdes