Cómo sentirte mejor con fibromialgia

La fibromialgia es un síndrome de dolor crónico en todo el cuerpo que afecta hasta un 5 por ciento de los adultos en los EE.UU. Muchas personas con fibromialgia tienen varios puntos sensibles en varios puntos de su cuerpo, pero estos "puntos clave" no son necesarios para el diagnóstico. Aunque la fibromialgia es 10 veces más común en las mujeres que en los hombres, pueden ser afectadas las personas de ambos sexos y de cualquier edad . Al igual que con muchos trastornos médicos crónicos, gran parte de la actuación de la fibromialgia se apoya sobre los hombros, y el éxito del tratamiento se deriva de un enfoque que incluya tratamientos médicos y no médicos.

Diagnóstico de la fibromialgia

Durante muchos años, la fibromialgia se consideraba una forma de depresión o hipocondría. El estigma asociado con un "trastorno mental" todavía existe en las mentes de muchas personas - y las mentes de sus médicos - e interfiere con su capacidad de luchar a brazo partido con el diagnóstico. Es vital encontrar un médico que comprenda el espectro completo de los síntomas asociados con la fibromialgia y que esté dispuesto a hacer el diagnóstico adecuado cuando las enfermedades similares o coincidentes, tales como artritis reumatoide, lupus o hipotiroidismo, se hayan descartado. En la mayoría de los casos, un chequeo exhaustivo puede ser evitado con responder a cuestionarios que diferencian la fibromialgia de otros trastornos. Un estudio publicado en la edición de Abril del 2011, "Arthritis Research and Therapy", sugirió que la fibromialgia puede ser diagnosticada correctamente en la mayoría de las personas con el Cuestionario de Impacto de Fibromialgia revisado, y su socio, el Cuestionario de Impacto de los síntomas.

Aprende

Los científicos creen que la fibromialgia es causada por alteraciones en la forma en como tu sistema nervioso procesa mensajes de dolor. Los factores ambientales y genéticos pueden jugar un papel importante, pero poco más se sabe acerca de esta enfermedad. Mientras que la fibromialgia no tiene cura, los síntomas se pueden controlar. Si el horario de su médico no proporciona tiempo suficiente para examinar sus problemas y los progresos o explorar sus opciones terapéuticas, es posible que tengas que recurrir a fuentes de Internet, como dolor American Foundation y National Asociación de Fibromialgia y Dolor Crónico, o libros.

Actividades adaptadas

Uno de los obstáculos más difíciles de superar si tienes dolor crónico es permanecer activo. Hacer ejercicio es particularmente importante para las personas con fibromialgia, ya que el ejercicio moderado puede mejorar el dolor, la fatiga y la depresión. La clave es comenzar con sesiones cortas de ejercicio suave - por ejemplo, 10 minutos de caminata lenta - y poco a poco a una caminata a paso ligero durante 30 a 60 minutos, 2 a 3 veces a la semana. El estiramiento y entrenamiento con peso ligero también se aprueba para las personas con fibromialgia. Si ten encuentras agotado después de un entrenamiento, reduce la intensidad de tu entrenamiento.

Haz del sueño una prioridad

La mayoría de personas con fibromialgia tienen dificultad para dormir, y una de las maneras más eficaces para mejorar el sueño es que sea una parte importante de tu rutina. Establece un horario regular para ir a la cama cada noche y aférrate a él, incluso los fines de semana y días festivos. Usa tu habitación sólo para dormir y para el sexo - no para ver la televisión, hacer lectura u otras actividades en la cama. Asegúrate de que la habitación sea lo más oscura posible y evita la cafeína, el alcohol y las comidas copiosas, durante varias horas antes de acostarte. Las personas que asisten a su "higiene del sueño" a menudo descubren que descansan mejor de lo que lo harían si utilizaran pastillas para dormir.

Medicación

Los medicamentos son una parte importante para el tratamiento de la fibromialgia. En última instancia, tu médico decidirá qué es mejor para ti, pero las opciones para el control del dolor incluyen la pregabalina (Lyrica), tramadol (Ultram), duloxetine (Cymbalta), milnacipran (Savella), fluoxetina (Prozac), ciclobenzaprina (Flexeril) y la amitriptilina. Muchos de estos medicamentos regulan el tratamiento de los mensajes de dolor en el cerebro, y algunos son inductores del sueño. Consulta con tu médico antes de tomar hierbas o suplementos para la fibromialgia.

Terapia de comportamiento

La terapia cognitiva conductual, una forma de psicoterapia que se enfoca en cambiar tus pensamientos para alterar la forma de sentir, es beneficiosa para muchas personas con fibromialgia. Si tu médico considera que este enfoque sería útil para ti, puedes pedirlo a un profesional que tenga experiencia con personas con fibromialgia. Tu tratamiento puede incluir la gestión de estrés y técnicas de relajación, puesto que el estrés puede contribuir a los síntomas de la fibromialgia. Es importante continuar con el mayor número de tus actividades normales como sea posible, ya que las personas que alteran drásticamente sus rutinas para evitar el estrés o la actividad física, tienden a no irles tan bien.

Más galerías de fotos



Escrito por stephen christensen | Traducido por txell parera