Cómo sentirse mejor después de la gripe estomacal

La gripe estomacal o gastroenteritis viral, se contrae al ingerir los gérmenes altamente contagiosos que causan la enfermedad. Puedes infectarte al compartir platos o utensilios, besar o comer alimentos o bebidas contaminados. La gripe estomacal suele causar náuseas, vómitos, diarrea, fiebre baja y dolor abdominal durante un máximo de 3 días. Para sentirte mejor después de ésta, es importante beber muchos líquidos, empezar a comer gradualmente y descansar lo suficiente.

Hidratación

El vómito y la diarrea asociados con la gripe del estómago causan la pérdida de agua, sodio y potasio de tu cuerpo. La pérdida puede conducir a la deshidratación y causar mareos, dolores de cabeza y debilidad. Mientras te recuperas de la gripe del estómago, es importante reponer la pérdida de agua y minerales. Bebe líquidos claros, como bebidas deportivas diluidas y jugos, con las comidas y ellas, para reponer los líquidos corporales. Evita los líquidos ácidos, como el jugo de naranja, toronja y tomate, lo que puede causar malestar estomacal. Evita también el alcohol y las bebidas con cafeína hasta que te hayas recuperado por completo, ya que estas sustancias pueden empeorar la deshidratación.

Dieta

Comer es esencial para recuperar tu fuerza y ​​energía después de la gripe estomacal. Cuando los síntomas hayan desaparecido por varias horas y seas capaz de beber líquidos claros sin vomitar, empieza a introducir alimentos blandos en tu dieta. Comienza con pequeños aperitivos, como galletas saladas, gelatina con sabor o caldo claro. Añade poco a poco comidas bajas en grasa y blandas, como los plátanos, pasta sin salsa, arroz, puré de manzana y patatas hervidas. Amplía tu dieta para incluir pollo magro, pescado y verduras. Evita el consumo de productos lácteos, alimentos picantes o carne roja, hasta que hayas comido con comodidad los alimentos blandos durante unos días y ya no tengas diarrea.

Actividad

Después de recuperarte de la gripe estomacal, aumenta gradualmente tu nivel normal de actividad y ejercicio. Comienza con ejercicio liviano, como caminar. Debido a que tu cuerpo necesita calorías y líquidos para que funcione correctamente, asegúrate de que puedas comer y beber normalmente antes de reanudar el ejercicio vigoroso. Si regresas inmediatamente al ejercicio cardiovascular intenso, te arriesgarás a tener una deshidratación grave.

Consideraciones

Sentirse mejor después de la gripe estomacal es un proceso gradual. Consulta a tu médico si estás vomitando por más de un día y no puedes retener líquidos, los síntomas empeoran o no mejoran después de 3 a 4 días, experimentas síntomas tales como dolor de cabeza muy doloroso, dolor abdominal severo, mareos, desmayos o fiebre alta, vomitas sangre o notas sangre en las heces.

Más galerías de fotos



Escrito por lauren liberati | Traducido por maría j. caballero