No sentirse bien durante el inicio de una limpieza de colon

No sentirse bien durante el inicio de una limpieza probablemente sea el resultado de los productos que estés utilizando para la misma. Un malestar estomacal, hinchazón y molestias abdominales pueden estar relacionados con lo que comes y bebes, así como con otros factores que tienen que ver con tu estilo de vida. Incluso algunos suplementos pueden derivar en hinchazón y dolor abdominal, por lo que el hecho de no sentirte bien no es generalmente un motivo de alarma. Consulta a un médico para determinar exactamente qué está dando lugar a tu malestar.

Limpieza de colon

La mayoría de los productos de limpieza contienen fibra, laxantes u otros ingredientes con propiedades laxantes que liberan el colon de las heces como una manera de desintoxicar el cuerpo. Si tu limpiador contiene fibra, especialmente fibra insoluble, esta se mueve a través del tracto digestivo relativamente intacta. No es hasta que alcanza el colon que empieza a descomponerse con la ayuda de bacterias que se producen de forma natural en tu intestino grueso. Un subproducto de esta descomposición es el gas intestinal. Esto deriva en hinchazón y dolor abdominal, observa la International Fundación para los Trastornos Gastrointestinales Funcionales. También podría hacer que sientas un poco de náuseas o malestar estomacal.

Necesidad

La limpieza de colon se realiza por varias razones. La pérdida de peso probablemente sea una de las más comunes, pero también se dice que mejora el reflujo ácido, trata el acné, controla las alergias y reduce la fatiga, entre otros problemas de salud. Se cree que la acumulación de toxinas en el tracto digestivo contribuye a una mala salud. Sin embargo, no existe evidencia científica que apoye tales afirmaciones, explica el Centro del Cáncer MD Anderson de la Universidad Texas. De hecho, el colon no necesita ser limpiado ya que está diseñado para liberar el cuerpo de toxinas y residuos de alimentos por su cuenta, y la práctica de la limpieza podría dar lugar a graves problemas.

Advertencia

Como la mayoría de los productos de limpieza aumentan la tasa de movimientos intestinales, tiendes a perder más líquidos de lo normal. Cuando las heces pasan por el colon, tus paredes intestinales extraen agua de los residuos. El hecho de acelerar su paso inhibe este proceso. Esto puede aumentar el riesgo de deshidratación, así como alterar el equilibrio de los electrolitos en el cuerpo. La limpieza también puede resultar en perforaciones intestinales e infecciones.

Tratamiento

Suspender una limpieza es una de las maneras más eficaces de tratar tu malestar. Si un alimento en particular te causa malestar estomacal, distensión o dolor abdominal, lo evitas, por lo que considera hacer lo mismo con los productos de limpieza. Aparte de eso, puedes notar cierta mejora con antiácidos, inhibidores de la bomba de protones o antagonistas de los receptores de H-2. Todos ellos están a la venta sin receta médica.

Más galerías de fotos



Escrito por dana severson | Traducido por nieves fragola