Sentirse débil con la dieta HCG

La dieta HCG incluye inyecciones de gonadotropina coriónica humana o suplementos con un plan muy bajo en calorías. Una gran parte del encanto de la dieta HCG es que sus defensores afirman que perderás peso en las zonas problemáticas, como las caderas, el estómago y los glúteos. Sin embargo, si te sientes débil en la dieta de HCG, la restricción calórica extrema probablemente tiene algo que ver con eso. Una dieta tan baja en calorías puede llevar a algo más que la fatiga, puede ser peligrosa para tu salud.

La HGC y la dieta

La gonadotropina coriónica humana hace tiempo que ha demostrado ser un tratamiento efectivo para la pérdida de peso, dice Stephen M. Barrett, cofundador del National Council Against Health Fraud. La dieta HCG fue fundada y promovida por un médico británico, Albert Simeons, allá por la década de 1950. Simeons procedió a abrir una cadena de centros de tratamiento de pérdida de peso donde se aplicaban inyecciones de HCG a los pacientes, también se colocaban en una dieta rígida. A mediados de la década de 1970, la Federal Trade Commission prohibió a Simeons afirmar que la HCG causaba pérdida de peso. La U.S. Food and Drug Administration posteriormente requirió que la HCG se etiquetara indicando: "La HCG no ha demostrado ser eficaz coadyuvante en el tratamiento de la obesidad". Así que si HCG no es lo que hace esta dieta efectiva, lo que lo hace: todo apunta a plan de alimentación muy bajo en calorías de la dieta.

La dieta

Si te sientes débil en la dieta de HCG, esto podría ser debido a la baja cantidad de calorías que consumes. La dieta HCG desarrollada por Simeons requiere que consumas sólo 500 calorías al día. El número de calorías permitidas en la dieta HCG es mucho menos que lo que las personas en dietas médicamente supervisada ​​dietas muy bajas en calorías consumen, que es de alrededor de 800. Los efectos secundarios de este tipo de restricción calórica extrema incluyen debilidad, letargo, mareos, desmayos y baja de presión arterial. La American Association of Bariatric Surgeons señala que la dieta HCG no te da la suficiente proteína, un nutriente que necesitas para músculos sanos.

Otras precauciones

La debilidad y la fatiga pueden ser la menor de tus preocupaciones en la dieta de HCG; la Weight-control Information Network indica que una complicación de las dietas de menos de 800 calorías son los cálculos biliares, que son más comunes en las mujeres. Esta dieta extrema puede causar graves complicaciones de salud que afectan tu ritmo cardiaco. En diciembre de 2009, CNN.com publicó un informe sobre Samantha Clowe, una mujer de unos treinta y tantos años, que murió de arritmia cardiaca después de buscar tratamiento en un centro de pérdida de peso del Reino Unido. Una posible causa: la dieta de 530 calorías de la mujer.

Dieta responsable

Scott y White Healthcare indica que las dietas muy bajas en calorías, tales como la dieta HCG es probable que fracasen; las dietas inferiores a 1100 calorías son más propensas a pedirte que comas en exceso. También, puedes perder hasta un 30 por ciento del músculo en estas dietas, junto con una gran cantidad de peso de agua. No hay duda de que la reducción de calorías es esencial para que vuelvas a un peso saludable. Sin embargo, tu dieta no debe hacerte sentir débil, cansado o poner en riesgo tu salud. Mayo Clinic advierte que nunca lleves a cabo una dieta muy baja en calorías sin la recomendación de tu médico. La pérdida de peso permanente de éxito se construye sobre una base de hábitos alimenticios más saludables y modificaciones del estilo de vida, tales como la adición de ejercicio regular a tu rutina.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa sefcik | Traducido por verónica sánchez fang