Sentirse cansado después de hacer ejercicio

El ejercicio se supone que te hace sentir lleno de energía - no agotado. Pero si te sientes letárgico después del entrenamiento, no estás solo. Cuando haces ejercicio, quemas calorías y gastas energía. Dependiendo de la duración y la intensidad del entrenamiento, puede ser agotador físicamente para tu cuerpo, requiriendo de agua, nutrientes y descanso para recuperarse. Habla con tu médico antes de comenzar cualquier nuevo programa de ejercicios, especialmente si tienes problemas de salud o lesiones.

Escucha a tu cuerpo

Incluso si sólo estás haciendo ejercicio una o dos veces a la semana, no te culpes por cansarte. En lugar de sentirte mal por estar fuera de forma y forzarte a marchar de nuevo al gimnasio el día siguiente, toma las señales que tu cuerpo te está dando. Cuando estás cansado, tu cuerpo está pidiendo descanso y nutrientes para reconstruir los músculos y darte energía. Aunque tu entrenamiento podría haber sido lo que llevó al límite, lo más probable es que estás descuidando tu cuerpo, incluso antes de ir al gimnasio.

Come antes y después de tu rutina

Es imperativo comer alimentos nutritivos, tanto antes como después de hacer ejercicio para alimentar su cuerpo y reemplazar las calorías perdidas, vitaminas y minerales. Coma una pequeña merienda alrededor de una hora antes de hacer ejercicio. Si planeas hacer ejercicio durante menos de una hora, comer hidratos de carbono que proporcionan una rápida ráfaga de energía, como una rosca de pan o un trozo de pan tostado, Vé y pregúntale a Alicia! de la Universidad de Columbia - en el sitio web sugiere. Si estás trabajando durante más de una hora, elige una fuente de hidratos de carbono que necesita más tiempo para digerir, como un plátano. Aproximadamente media hora después de hacer ejercicio, cargar combustible a su cuerpo con una merienda que contiene proteínas y los hidratos de carbono, como el yogur con fruta. Este bocadillo reemplazará las reservas de glucógeno que se han agotado durante el ejercicio, que proporciona un impulso de energía.

Hidrátate bien

Cuando haces ejercicio, sudas. El sudor es principalmente agua, y es necesario reponer el agua después de hacer ejercicio. Si no lo haces, correa el riesgo de deshidratarte, lo que puede hacer que te sientas aletargado y con mareos. Tres horas antes de hacer ejercicio, comiensa a beber agua. Durante estas tres horas, bebe aproximadamente 3 tazas de agua. Mientras haces ejercicio, bebe 1 vaso de agua cada 20 minutos. Después del ejercicio, bebe 3 tazas de agua por cada libra que pierdas durante el ejercicio.

Duerme más

Si has estado trabajando en muchas cosas a la vez, el ejercicio podría ser imposible. Si vas a pasar las noches estudiando, trabajando o cuidando de tu familia en lugar de dormir, te estás privando a tu cuerpo (y esto puede hacer que te sientas aún más cansado después de un entrenamiento). Recibe siete a ocho horas de sueño cada noche para que los músculos descansen y se reconstruyan.

Advertencias

En casos raros, la fatiga o el agotamiento puede ser el resultado de una condición médica grave, como el síndrome de fatiga crónica o una mononucleosis. Si tienes algún síntoma médico, además de tu agotamiento después de hacer ejercicio, consulta a tu médico

Más galerías de fotos



Escrito por megan smith | Traducido por sandra magali chávez esqueda