¿Se puede sentir frío por no ingerir suficientes calorías?

Si con tu plan de comidas sientes frío, tal vez no estés consumiendo suficientes calorías. La temperatura corporal baja es sólo una de las muchas repercusiones de una ingesta reducida de calorías. Este tipo de dietas restrictivas puede afectar el metabolismo y causar problemas médicos graves. También priva al cuerpo de vitaminas y minerales importantes necesarios para mantenerlo en funcionamiento. Habla con un médico u otro profesional de la salud si estás experimentando estas consecuencias.

Dietas con una ingesta de calorías demasiado baja

Las dietas de muy pocas calorías a veces se recomiendan para que las personas con obesidad mórbida bajen de peso. Estas dietas sólo deben hacerse bajo supervisión médica. Aunque son efectivas para bajar mucho de peso en las primeras etapas, las posibles consecuencias de tal reducida ingesta de calorías las torna peligrosas. Estas dietas pueden causar intolerancia al frío, fatiga, caída del cabello y desarrollo de cálculos biliares, según afirma el Dr. Robert Campbell de la Universidad de Florida del Sur.

Anorexia

Limitar severamente el consumo de calorías puede ser síntoma de anorexia, en particular si te preocupa tu apariencia y tu peso. Sentir frío es un síntoma común de este trastorno alimenticio. La falta de consumo de calorías y nutrientes afecta la capacidad del cuerpo de realizar funciones normales, como por ejemplo mantener su temperatura. La anorexia afecta el metabolismo, que es la forma en que el cuerpo degrada los alimentos para usarlos. Es esencial consumir suficientes calorías para mantener las funciones corporales importantes, incluyendo la respiración.

Complicaciones

Una restricción severa del consumo de calorías puede llevar a padecer hipotensión, o presión sanguínea baja. Esto puede hacer que la piel esté fría o húmeda y pegajosa. La presión sanguínea baja también causa mareos y se corre riesgo de desmayo. Si la presión es demasiado baja, incluso se pueden sufrir daños cardíacos o cerebrales. Cumplir con una dieta severamente restrictiva puede causar piel seca, inflamación en la vesícula biliar y ciclos menstruales irregulares. También se corre el riesgo de padecer anemia, un problema de salud en el que los glóbulos rojos no pueden proveerles la cantidad suficiente de oxígeno a las células u órganos del cuerpo. El frío es un síntoma clásico de la anorexia.

Conclusión

Reducir severamente la ingesta de calorías no es una forma sana de bajar o mantener el peso. El Dr. Campbell señala que si bien las dietas de muy pocas calorías son efectivas al principio, muchos pacientes vuelven a aumentar de peso. Además, esto retrasa la capacidad del cuerpo de quemar calorías, dificultando aún más poder adelgazar. Si tienes sobrepeso, tu médico o dietista matriculado puede ayudarte a elaborar una estrategia sana para bajar de peso. Habla con un profesional si estás luchando con tu imagen corporal o padeces síntomas de un trastorno alimenticio. Si sientes frío continuamente, es síntoma de un problema de salud.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel morgan | Traducido por noelia menéndez