Cómo sentarte sobre una pelota para ejercicio frente al escritorio

Los periodos prolongados de estar sentado pueden contribuir al dolor de espalda y los músculos tensos en tu cuello y hombros. Reemplazar tu silla de oficina con una pelota para ejercicio puede reducir el dolor de espalda y mejorar tu postura mientras que aumentas la fuerza del torso. Las pelotas de ejercicio permiten más libertad de movimiento que las sillas y sentarte en una en el trabajo puede prevenir la rigidez asociada con estar en una posición restringida. Determinar qué tamaño de pelota se adapta a tu altura y aprender la forma correcta de sentarte aseguran que la pelota sea un complemento cómodo y benéfico para tu oficina.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Siéntate encima de una pelota de ejercicio completamente inflada, descansando tus pies sobre el suelo delante de ti. En la pelota de tamaño correcto, las piernas formarán un ángulo de 90 grados. Utiliza una pelota más grande si tus caderas quedan por debajo de tus rodillas o usa una más pequeña si tus caderas se elevan por encima de la altura de tus rodillas.

  2. Aprieta los músculos abdominales y endereza tu espalda. Relaja los hombros y pon las manos sobre el escritorio. En la posición correcta, los brazos formarán un ángulo de 90 grados. Si estás sentado en la pelota del tamaño correcto y tus codos no descansan sobre el escritorio, necesitarás ajustar la altura de tu escritorio. El posicionamiento incorrecto de los brazos estando sentado en la pelota puede causar dolor de hombros y brazos.

  3. Abre más los pies para aumentar tu estabilidad mientras estás sentado sobre la pelota. Mueve los pies más cerca para desafiar tu equilibrio y fortalecer tus músculos.

  4. Ajusta tu pantalla o monitor al nivel de tus ojos para prevenir que tu cuello o tus hombros estén en una posición forzada mientras estas sentado sobre la pelota.

Consejos y advertencias

  • Levántate y camina alrededor de dos a tres minutos cada media hora para evitar que tus músculos se tensen.
  • Siéntate sobre la pelota durante unos pocos minutos cada día y fortalece tu torso antes de aumentar el tiempo en la pelota.
  • Aumenta tu nivel de actividad en el trabajo: haz flexiones, sentadillas y ejercicios con la pelota durante tus descansos.
  • Revisa la caja de la pelota; muchos fabricantes te dicen el tamaño apropiado para diferentes estaturas.

Más galerías de fotos



Escrito por judy bruen | Traducido por mariana groning