Cómo sentarte cómoda al estar embarazada

Aprender a sentarte cómodamente al estar embarazada te puede ayudar a proteger la salud de tu columna vertebral e incluso reducir el riesgo de sufrir problemas circulatorios. A medida que te acerques al tercer trimestre, tu bebé será lo suficientemente grande como para ejercer presión sobre tus pulmones, vejiga e incluso musculatura, incluyendo la vena más grande de tu cuerpo, la vena cava superior. Esta presión que padecen muchas futuras madres es la causa subyacente de los problemas de falta de aire, de tener que orinar con frecuencia y de tener hinchazón en los tobillos, lo que se puede aliviar con algunos cambios de posición.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Almohadas

Instrucciones

  1. Junta tus artículos personales, como tu celular y el control remoto de tu televisión antes de sentarte. Es importante que conserves la energía durante el tercer trimestre, porque es posible que sientas cansancio la mayor parte del tiempo.

  2. Evita las sillas cómodas y profundas y elige las más altas con respaldo firme. A medida que avance el embarazo, te costará más levantarte de sillas profundas o con mucho relleno.

  3. Toma algunas almohadas para acomodarte estratégicamente y sentirte cómoda. Puedes colocarte una en la zona lumbar si te duele o sentarte sobre una almohada pequeña y suave si tienes dolor rectal debido a las hemorroides.

  4. Saca la otomana, más almohadas o incluso la mesa de centro y apoya los pies. La hinchazón en las extremidades inferiores, especialmente los pies y los tobillos, empeorarán si dejas los pies colgando al estar sentada.

  5. Mantén la zona lumbar lo más derecha posible para evitar andar encorvada. Aunque pueda sentirse bien al principio, la mala postura incrementará cualquier dificultad de respiración que pueda generar el bebé.

  6. Mantén tus tobillos y piernas sin cruzar. Cruzarlas puede causarte o exacerbar la aparición de varices en las piernas y el recto. Intenta colocar una almohada entre las rodillas para sentirte cómoda.

  7. Levántate y cambia de posición lentamente para evitar mareos. Los mareos son comunes durante el tercer trimestre, especialmente si existen cambios de posición abruptos.

Consejos y advertencias

  • Usa ropa de maternidad cómoda y preferentemente elástica para evitar reducir o disminuir la circulación que genera la ropa ajustada.

Más galerías de fotos



Escrito por juliet wilkinson | Traducido por noelia menéndez