¿Las sentadillas reafirman las nalgas de las mujeres?

Uno de los grandes beneficios del entrenamiento de fuerza es que éste ayuda a modelar el cuerpo de las mujeres. El mayor tamaño muscular acentúa las curvas naturales, y las sentadillas son uno de los mejores ejercicios para crear un trasero bonito y "parado".

Progresiones y variaciones de sentadillas


Escoge un peso que sea desafiante pero que te permita mantener la forma adecuada.

Las sentadillas con peso corporal son una excelente forma de aprender técnica antes de añadir resistencia. Practica haciendo sentadillas con una silla o un banco y tocando la superficie con los glúteos antes de volver a pararte. A medida que progresas, comienza a hacer sentadillas con resistencia adicional, usando mancuernas o pesas. Intenta incrementar el peso gradualmente de a 5 libras. Cuando estés lista para añadir más resistencia, dirígete al estante de sentadillas para levantar con una barra. Una sentadilla posterior es una forma excelente de desarrollar el músculo de las nalgas, ya que puedes añadir una cantidad considerable de peso sobre la barra. Un rango de seis a doce repeticiones, en tres a cinco series es lo mejor para aumentar el tamaño muscular.

Preparación y seguridad

Para realizar una sentadilla posterior, coloca la barra en el estante justo por debajo de la altura de tus hombres. Párate debajo de la barra, de forma que ésta repose sobre la parte carnosa de la espalda superior. Tomando la barra con las manos separadas por un ancho apenas mayor que el ancho de tus hombros, levanta la barra del estante y toma uno o dos pasos hacia atrás para hacer la sentadilla. Siempre usa collares y barras de seguridad. Recuerda enfocarte en la técnica de respiración: inhala mientras te agachas y exhala cuando te paras. Consulta con un profesional del ejercicio para que te de ayuda más especializada si la necesitas.

Más galerías de fotos



Escrito por kathy root | Traducido por mike tazenda