¿Hacer sentadillas y abdominales ayuda a perder peso?

Una sesión diaria de sentadillas y abdominales te hará sentir como que estás haciendo algo con esos kilos de más, pero estos movimientos por sí solos no te ayudará a perder peso. Un plan de pérdida de peso completo implica cardio, entrenamiento de fuerza para todo el cuerpo e ingerir una dieta saludable. No dejes las sentadillas (squats) y abdominales (crunches), pero no hagas que ellas sean tu única táctica contra la batalla de los kilos de más.

Perder peso

El proceso de perder peso es complejo, pero para hacerlo más simple, reduce a la única ecuación de las calorías que se consumen en contra de las que se gastan. Consume menos calorías de las que gastas y así perderás peso. Para hacer que esta ecuación suceda, es necesario modificar tu dieta en calorías y tu gasto, hacer ejercicios y actividad física diaria. Un déficit de 500 calorías por día ayuda a perder una cantidad segura y razonable de libras por semana. Incluso si practicaras sentadillas y abdominales durante 30 minutos --lo que es mucho tiempo para hacer estos ejercicios-- sólo quemarías 112 calorías, si pesas 155 libras.

Cardio

El ejercicio cardiovascular es un mayor quemador de calorías que las sentadillas (squats) y abdominales (crunches). Trota en la cinta caminadora, toma una caminata en el parque o nada en períodos para quemar entre 167 y 335 calorías por cada media hora. American College of Sports Medicine aconseja por lo menos 250 minutos de este tipo de actividad a la semana para bajar de peso significativamente.

Entrenamiento de fuerza

El entrenamiento de fuerza no es un gran quemador de calorías, pero te ayudará a formar masa muscular, lo que mejora el metabolismo ya sea cuando entrenas y cuándo estás en reposo. Además te hará lucir en forma y tonificado más que mullido, a medida que pierdes peso. Una edición de 2007 de la "American Journal of Clinical Nutrition", concluyó que el entrenamiento de fuerza es una forma efectiva de prevenir el aumento de la grasa corporal cuando se incluye como parte de una rutina de entrenamiento semanal. Las sentadillas (squats) y abdominales (crunches) son un buen punto de partida cuando se trata de entrenamiento de fuerza, pero no son suficientes. Es necesario trabajar todos los grupos musculares más importantes y no sólo los abdominales y las piernas. Continúa con las sentadillas y abdominales, pero también incluye movimientos como: flexiones (pushups) de pecho, prensa de hombros, remo para la espalda, flexiones (curls) y kickbacks para los brazos y estocadas (lunges) para las caderas. Entrena con al menos una serie de ocho a 12 repeticiones de cada movimiento dos veces por semana, dejando 48 horas entre sesiones. Cuando te sea fácil hacer 12 repeticiones, agrega más repeticiones o aumenta el peso.

Entrenamiento localizado

Si tu peso está concentrado en las caderas, las piernas y abdominales las sentadillas y abdominales parecen el camino lógico para quemar la grasa en esta región. Por desgracia, no se puede escoger un lugar en tu cuerpo para atacar la pérdida de grasa. Tienes que bajar de peso por todas partes y con el tiempo tus zonas problemáticas se achicarán. Espéralo con el tiempo, pero si te diriges hacia un peso saludable, le estarás haciendo muy bien a tu cuerpo.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por martín giovana