¿Pueden las sensibilidades alimentarias causar hormigueo y entumecimiento?

El hormigueo y entumecimiento en los brazos, las piernas, la boca y la cara pueden ser señales de una reacción a ciertos alimentos. El hormigueo o entumecimiento puede ser resultado de una sensibilidad, intolerancia, alergia o reacción autoinmune leve a los alimentos. Si normalmente experimentas estos síntomas, consulta a su médico para discutir la eliminación de ciertos alimentos y descartar otras causas posibles.

Significado

El hormigueo y entumecimiento puede variar de leve a severo. Estas sensaciones anormales podrían ser el resultado de los alimentos que consumes, indicando una alergia que puede agravarse con el tiempo. El hormigueo y entumecimiento son también síntomas de docenas de otras enfermedades graves, como la esclerosis múltiple, daño a los nervios o una hernia de disco. Es importante averiguar la causa de los síntomas para encontrar alivio y tratar cualquier enfermedad relacionada con los alimentos o de otro tipo, que te puede estar afligiendo.

Enfermedad celíaca

La intolerancia al gluten o enfermedad celíaca, afecta aproximadamente a 3 millones de estadounidenses indica la National Foundation for Celiac Awareness. Si tienes la enfermedad celíaca, el gluten (una proteína en el trigo, la cebada y el centeno) estimula una respuesta autoinmune en tu cuerpo que destruye las vellosidades en el intestino delgado, lo que lleva a la mala absorción de nutrientes. Uno de los síntomas de esta mala absorción es hormigueo en las piernas. La única manera de tratar la enfermedad celíaca es una dieta libre de gluten. Si esta es la causa de tus síntomas, debes experimentar alivio, pero puede tomar varios meses.

Alergias

Una reacción alérgica a los alimentos a menudo comienza con una sensación de hormigueo en la lengua y sensación de adormecimiento en la boca. Siete alimentos son responsables de más del 90 por ciento de las alergias a los alimentos, señala el Dr. William Sears en su sitio web. Estos alimentos son los productos lácteos, soya, mariscos, trigo, nueces, maní y claras de huevo. El hormigueo puede aparecer casi de inmediato, o puede aparecer dos horas después de comer el alimento desencadenante.

Glutamato monosódico

Fabricantes y restaurantes añaden glutamato monosódico a los alimentos para mejorar el sabor. Aunque se considera seguro, algunas personas han reportado reacciones al comer el aditivo. Además a los dolores de cabeza, enrojecimiento facial, dificultad para respirar y ritmo cardiaco rápido, entumecimiento y hormigueo en la cara, cuello y otras regiones son síntomas reportados. Ninguna relación entre estos síntomas y el consumo de MSG se ha demostrado científicamente, pero si tienes síntomas que se relacionan con la ingesta del aditivo, evítalo.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por roberto garcia de quevedo