La sensibilidad al gluten produce sarpullido?

Un sarpullido no es un síntoma de la sensibilidad al gluten, sino marca, principalmente, un síntoma digestivo. Si te sale un sarpullido luego de ingerir gluten, muy probablemente sea una dermatitis herpetiforme, causado por una reacción autoinmune al gluten conocida como enfermedad celíaca. La enfermedad celíaca es más grave que la sensibilidad al gluten, pero ambas cosas requieren no ingerirlo. Consulta a tu médico para que haga un diagnóstico apropiado, porque si no tratas la enfermedad celíaca puedes hacerle un daño permanente a tu cuerpo.

La sensibilidad al gluten

La sensibilidad al gluten es una reacción que se produce al ingerir este producto, una proteína que se encuentra primariamente en el trigo, la cebada y el centeno. Los problemáticos síntomas de la sensibilidad al gluten son el resultado de una respuesta autoinmune innnata que es la defensa básica y genérica del cuerpo a lo que le parece dañino. A diferencia de la enfermedad celíaca, no causa un daño permanente al tracto digestivo y tampoco una reacción autoinmune a largo plazo, sino que es una respuesta que crea una reacción específica. Los síntomas comunes pueden incluir la coagulación, los calambres, los dolores abdominales y la constipación o diarrea. Otros síntomas pueden afectar la conducta produciendo depresión y la sensación de una cabeza "nublada". Los síntomas más severos pueden incluir los dolores de las articulaciones y el adormecimiento de las piernas. Con el tiempo se puede dar una osteoporosis y anemia.

Enfermedad celíaca

La enfermedad celíca es esencialmete una forma más severa de la sensibilidad al gluten y tiene síntomas parecidos. A diferencia de la sensibilidad, puede dañar las pequeñas protuberancias del intestino delgado, las vellosidades, que son las responsables de digerir los nutrientes. Ésto puede llevar a los problemas de digestión a largo plazo como la fatiga crónica, la debilidad y mala nutrición, así como también el daño al sistema reproductivo y nervioso.. La respuesta autoinmune que se da en los intestinos por la enfermedad celíaca puede desparramarse por el resto del cuerpo. Un posible síntoma que se puede experimentar es un sarpullido en la piel conocido como dermatitis herpetiformis.

Dermatitis herpetiformis.

La reacción inmune que se produce al haber una enfermedad celíaca libera un tipo de anticuerpo llamado inmunoglobulina A o IgA. Una vez liberada, los anticuerpos de desparraman por el torrente sanguíneo y se junta en pequeños vasos sanguíneos, justo debajo de la piel, que es lo que puede disparar el sarpulido. La dermatitis herpetiformis está caracterizada por grupos de pequeñas ampollas en el cuero cabelludo, los codos, las rodillas, las nalgas y el deseo de rascarlas es generalmente intenso. Los Institutos Nacionales de la Salud señalan que la dermatitis herpetiformis afecta a entre el 15 y el 25% de la gente que tiene una enfermedad celíaca. Pero, los que tienen esta dermatitis generalmente no tienen los síntomas digestivos asociados con la enfermedad celíaca.

Tratamiento apropiado

La dermatitis herpetiformis generalmente responde bien a los antibióticos, de acuerdo a los Institutos Nacionales de la Salud, pero no hay cura para la enfermedad celíaca o para la sensibilidad al gluten. La única forma de prevenir los síntomas es evitar el gluten. Pero, es importante tener un diagnóstico apropiado de un médico certificado, porque muchos problemas son los que pueden causar sarpulidos similares. El eczema, por ejemplo, es una irritación de la piel que es muy similar a la dermatitis herpetiformis, pero cuya causa es diferente. Otros problemas, como la alergia al trigo, pueden causar síntomas parecidos.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por adriana de marco