Senderismo en Lake Mead, Nevada

El Mead National Recreation Area Lake (nps.gov /lake/index.htm) cubre más de 2.343 millas cuadradas, casi el doble del tamaño de Rhode Island, y se encuentra a unas 35 millas al sureste de Las Vegas. El lago se extiende a lo largo de la frontera entre Arizona y Nevada, y está rodeado por tres ecosistemas de desierto: el desierto de Mojave, Sonora y la Great Basin.

Historia de Lake Mead


Hoover Dam.

Lake Mead, establecido como un área de recreación nacional en 1964, se creó cuando la presa Hoover Dam, que incluye alrededor de 4,4 millones de yardas cúbicas de hormigón, se construyó a lo largo del Colorado River. La región estaba poblada por los nativos americanos, pero como los ferrocarriles comenzaron a construirse en la zona durante la fiebre del oro, los residentes blancos comenzaron a establecerse allí. Con el tiempo, las empresas trataron de aprovechar el poder del Colorado River para construir proyectos de riego a gran escala. La Reclamation Act de 1902 llevó a la construcción de la presa Hoover Dam en 1931, que posteriormente formó el Lake Mead. Hoy en día, millones de visitantes llegan al lago para disfrutar de la natación, el esquí acuático y el senderismo alrededor del perímetro del lago.

Llegando allí

Como Lake Mead National Recreation Area incluye nueve puntos de acceso, puedes tomar varias rutas para llegar hasta allí. En Nevada, esto incluye los puntos de entrada en el extremo norte de la zona de recreo en el Valley of Fire State Park y las Muddy Mountains. Cerca de la costa occidental del lago, los puntos de entrada pueden accederse a través de Las Vegas Bay en la Ruta Estatal 147, Lake Mead Parkway y en Boulder Beach. Para un paseo más pintoresco en automóvil, toma la North Shore Scenic Drive hacia la costa occidental del lago, que va más allá de Callville Bay, Echo Bay y Overton Beach. Desde Las Vegas, toma la carretera interestatal 15 y gira a la derecha en Lake Mead Boulevard. A unas 12 millas, verás las indicaciones para la North Shore Road, Highway 167.

Tarifas y clima

Para caminar alrededor de Lake Mead, tendrás que pagar una cuota de entrada en uno de los puntos de acceso. El mejor momento para ir de excursión a la zona es durante los meses más fríos del otoño y la primavera de noviembre a marzo, cuando las temperaturas pueden alcanzar unos abrasadores 120 grados Fahrenheit durante el verano, de modo que ir de excursión no se recomienda durante los días de verano. Si no estás familiarizado con la zona, se ofrecen caminatas dirigidas por guardabosques durante todo el año. Usa un sombrero de borde para proteger tu cara del sol, gafas de sol, zapatos resistentes y protector solar SPF superior a 15. Además, lleva bocadillos, agua y un mapa. Los artículos como una linterna y de primeros auxilios para niños son muy recomendables.

Caminatas

Los dos rutas de senderismo mantenidas en Lake Mead son River Mountain Loop Trail y el Historic Railroad Trail. En el momento de la publicación, el River Mountains Loop Trail se extendía por unos 32 millas, tendrá unas 35 millas cuando esté terminado, y serpentea a través de Lake Mead Recreational Area, Hoover Dam y Las Vegas Valley. El punto de acceso al comienzo del sendero en Lake Mead se encuentra cerca del centro de visitantes Alan Bible, paralelo a Boulder Beach. El sendero Historic Railroad Tunnel Trail es un monumento a las seis empresas ferroviarias que construyeron cerca de 30 millas de vías de ferrocarril que una vez conectaron la represa Hoover Dam con Boulder City. Incluye viejos caminos de pioneros y túneles en desuso de unos 25 pies de diámetro, el sendero comienza cerca de la presa Hoover Dam. También puedes probar uno de los muchos senderos sin mantenimiento en la zona. North Shore Summit Trail es un sendero circular ascendente de 0,6 millas que incluye vistas panorámicas a las cornisas irregulares y montañosas. El sendero se puede acceder por la Northshore Road, detente y aparca en Mile 20.6 Trailhead, en Lake Mead National Recreation Area.

Más galerías de fotos



Escrito por jason cristiano ramon | Traducido por maría florencia lavorato