Senderismo y cascadas en Washington

La gran cantidad de senderos junto a cascadas de Washington pueden ser una gratificante experiencia que involucra varios niveles de desafío. Algunos son accesibles después de recorridos cortos y planos , familiares y amistosos, mientras que otros requieren más esfuerzo en subidas más largas y escarpadas. En estos senderos siempre nos encontramos alguna combinación de bosque prístino, vistas de las montañas, y por supuesto impresionantes cascadas de agua provenientes del deshielo de nieve y glaciares.

Cascadas del norte

Las salvajes North Cascades están protegidas en parte por North Cascades National Park (Parque nacional de las cascadas del norte)(nps.gov) pero no por eso son menos salvajes. Hay pocos caminos urbanizados aquí, e incluso pocos pueblos de tamaño significativo; generalmente tienes que trabajar en tu experiencia con las North Cascades, pero vale la pena el esfuerzo. Los aserrados picos te van a impresionar, y las cascadas van a aportar al drama. Cedar Falls se alcanza después de un tramo plano de 1.75 millas (2.82 km). El sendero proporciona vistas de Goat Peak y la cascada doble Cedar Falls. En el sendero Boulder River Trail, un sendero ligeramente más desafiante te lleva a varias cascadas dentro de un cañón estrecho y verde. La mayoría de los senderistas se detienen en la primera etapa, pero el sendero continúa al cañón por cuatro millas (6.44 km) más, terminando en un banco de grava a orillas del río. Wallace Falls, cerca de Stevens Pass, es una de las cascadas más populares en el estado. Un moderado sendero de 2.75 millas (4.43 km) conduce a la catarata de 265 pies (80.77 m).

Cascadas centro y sur


A las cascadas centro y sur se puede llegar desde Seattle y Tacoma.

Las Central y South Cascades se benefician por el hecho de ser accesibles desde Seattle y Tacoma. Aquí encontrarás todo el año senderos que no requieren varias horas de conducción. Uno de los mejores es Twin Falls, justo de I-90, donde el South Fork Snoqualmie River se vuelca por una estrecha garganta y después sube escalonadamente un poco más lejos; el sendero te lleva por un fácil viaje redondo de tres millas (4.83 km). El corto sendero a Franklin Falls es de sólo dos millas (3.22 km) de viaje redondo, pero la cascada y el sendero valen la pena. El sendero fue una vez una vereda de los americanos nativos para transitar a pie, que más tarde usaron los pioneros en vagones para cruzar Snoqualmie Pass en su camino a Seattle. De la cascada misma se desprende un refrescante rocío que es muy bienvenido en verano.

Península Olympic


En el invierno la nieve hace su aportación al flujo de Marymere Falls.

Como si los antiguos y altísimos bosques lluviosos de las Olympic Mountains no fueran suficientemente impresionantes, algunas notables cascadas hacen su aportación al drama. Éstas requieren un poco más de esfuerzo y un viaje en transbordador desde el área de Seattle-Tacoma, pero esta tierra con su sentimiento de lejanía es en extremo encantadora. Para un rápido viaje detente en Marymere Falls en tu camino a la costa. Sólo una milla adentro, la cascada de 90 pies (27.43 m) se aprecia mejor en el invierno cuando los lotes de nieve hacen su aportación al flujo. El sendero continúa en una curva de seis millas a través de añejos bosques a lo largo de Barnes Creek. Más profundamente en las montañas se puede llegar a Sol Duc Falls por un trecho curvo de 5.3 millas (8.53 km). La catarata de 50 pies (15.24 m) se sumerge en un profundo y oscuro canal.

Este de Washington


En Ancient Lakes te puedes sumergir en un lago que es un oasis en medio de un desierto de mesetas basálticas y artemisas.

El más seco este de Washington tiene algunas cascadas muy impresionantes a pesar de la notable falta de lluvia. Estos senderos permiten efectuar un magnífico y fatigoso recorrido durante el inicio y el fin de la temporada, cuando otros senderos son inaccesibles debido a la nieve y al crudo tiempo invernal. Dirígete a Ancient Lakes, a cuatro millas (6.44 km) de viaje redondo que te lleva a la cascada donde te puedes sumergir en un lago que es un verdadero oasis en este desierto de mesetas basálticas y artemisas. Palouse Falls es una de las mejores del estado. Aquí, el Palouse River ´cae en vertical a través de un corte ancho y circular en un cañón de negro basalto. El sendero tiene sólo 2 millas (3.22 km) de viaje redondo y es magnífico para observar la vida silvestre y admirar las flores silvestres en primavera.

Más galerías de fotos



Escrito por megan hill | Traducido por josé alcázar.