Señales y síntomas de demasiada sal en la dieta

Es fácil consumir más sal de lo que te parece. La mayoría de la sal en tu dieta, alrededor del 90%, ya está en los alimentos que compras en las tiendas de comestibles y restaurantes, según las estadísticas de los Centers for Disease Control and Prevention. Algunas señales de que estás consumiendo demasiada sal, como la sed, son evidentes. El mayor problema es que el sodio recibes de la sal causa serios problemas de salud que no pueden exhibir signos o síntomas.

La sal es elemental

La sal consiste en sodio y cloruro. Más específicamente, es 40% sodio y 60% cloruro. Ambos minerales son los electrolitos que ayudan a regular la cantidad de agua en tu cuerpo. El cloruro es también un componente esencial del ácido en el estómago, mientras que el sodio es necesario para hacer que trabajen los músculos y los nervios. La cantidad recomendada de sodio es de 1.500 miligramos diarios, que equivale a 3.800 miligramos de sal, según el Linus Pauling Institute. Esta recomendación diaria representa aproximadamente dos tercios de una cucharadita de sal de mesa.

Alerta de sed

La sensación de sed es el primer signo de que estás consumiendo demasiada sal. Tu cuerpo trabaja duro para mantener una concentración precisa de sodio. Cuando los niveles están demasiado altos, los sistemas comienzan a restaurar el equilibrio adecuado. Como el sodio se disuelve en los líquidos, tu cuerpo disminuye la concentración de mineral mediante el aumento de la cantidad de líquidos. Los riñones ayudan a lograr este objetivo excretando menos orina. Al mismo tiempo, los receptores que perciben el desequilibrio de sodio dicen a tu cerebro que desencadene la sensación de sed.

Expansión de agua

Cuando la sal excesiva hace que los niveles de sodio aumenten, tu cuerpo retiene el agua. Como los líquidos adicionales se acumulan en los tejidos, el síntoma que aparece es la hinchazón. Esta hinchazón, llamada edema, afecta a varias partes del cuerpo, pero ocurre a menudo en la cara, manos, piernas, tobillos y pies. Reducir la ingesta de sal debe aliviar el edema. Elevar la parte afectada del cuerpo, caminando y moviendo tu cuerpo, también puede disminuir la hinchazón. Si el edema es grave o no desaparece, consulta a tu médico, porque puede ser un signo de una afección más grave de salud.

Silencio y serio

Los altos niveles de sodio aumentan la cantidad de agua en tu cuerpo, incluyendo el volumen de tu sangre. La sangre adicional se empuja contra las paredes del vaso sanguíneo y el resultado es la presión arterial alta o hipertensión. El problema con la presión arterial alta es que rara vez causa cualquier signo o síntoma. Algunas personas pueden experimentar dolores de cabeza, pero tienes que tener la presión arterial alta durante mucho tiempo sin saberlo. La hipertensión no tratada daña los vasos sanguíneos, así como el corazón y los riñones. Los signos no aparecen hasta que el daño afecte a tu salud y el tipo de síntoma depende de la parte del cuerpo que está debilitada. El primer signo puede venir en forma de un accidente cerebrovascular o ataque al corazón.

Más galerías de fotos



Escrito por sandi busch | Traducido por maria gloria garcia menendez