Señales y síntomas del estrés en las mujeres

El estrés es parte de la vida diaria, pero puede afectar vertiginosamente tu salud física y mental. Las mujeres (muchas de las cuales tienen una amplia gama de responsabilidades) pueden estar bajo una presión considerable. Según los resultados de una encuesta publicada en 2010, la American Psychological Association señala que el 28 por ciento de las mujeres reportaron sensación de que están en "una gran cantidad" de estrés, y casi la mitad de las mujeres encuestadas manifestaron que su estrés ha aumentado en los últimos 5 años. Los altos niveles de estrés pueden provocar signos y síntomas físicos, emocionales y de comportamiento en las mujeres.

Los síntomas emocionales


Síntomas emocionales.

Las mujeres bajo estrés significativo pueden experimentar depresión, cambios de humor o problemas por una autoestima disminuida. La ansiedad, la ira, la irritabilidad y el aumento de la hostilidad hacia los seres queridos o los contactos ocasionales ocurren comúnmente. La tristeza, desesperanza e impotencia ocurren típicamente como síntomas emocionales predominantes si la depresión se desarrolla debido al estrés crónico de alto nivel.

Los cambios de comportamiento


Cambios de comportamiento.

Los cambios de comportamiento con frecuencia se desarrollan en mujeres que están bajo un estrés extremo. Algunas mujeres responden a comer más y aumentar de peso. Lo contrario ocurre para otras mujeres en condiciones de estrés. Debido a que el estrés crónico es un factor de riesgo para las conductas adictivas, como fumar y beber pueden aumentar, y a otras sustancias se pueden desarrollar. Los patrones de sueño a menudo se desvían con el estrés, algunas mujeres duermen más de lo normal y otras personas tienen dificultades para dormir. Muchas mujeres experimentan la falta de concentración, falta de memoria y la indecisión cuando están bajo estrés.

Los síntomas en el sistema digestivo


Síntomas en el sistema digestivo.

El malestar del sistema digestivo es común con el estrés de alto nivel. En un estudio publicado en la edición de junio 2010 de la "Salud Industrial", los investigadores encontraron que los trabajadores que sentían que estaban bajo un alto nivel de estrés tenían 8 veces más riesgo de tener estómago "irritable", en comparación con los trabajadores que nunca o rara vez se sentían estresados en el trabajo. El ardor de estómago, la diarrea y el estreñimiento también pueden ocurrir con más frecuencia cuando una mujer está bajo estrés.

El dolor y otros síntomas.


Dolor y otros síntomas.

El estrés puede causar una variedad de síntomas físicos. Las mujeres con estrés pueden experimentar dolor en la espalda o dolor en la mandíbula; rigidez en el cuello, los hombros y los músculos superiores de la espalda, y dolores de cabeza. Las mujeres bajo estrés de alto nivel pueden experimentar cambios en sus ciclos menstruales o problemas de la piel, incluyendo el acné.

Los problemas cardíacos y de presión arterial


Problemas cardíacos y de presión arterial.

Los autores de un artículo de revisión publicado en 2008 en el "Journal of the American College of Cardiology" examinaron los resultados de estudios que analizan la relación entre el estrés psicológico y la enfermedad cardiovascular. Señalan que el estrés crónico puede aumentar el riesgo de tener presión arterial alta y ataque cardíaco. Por ejemplo, se encontró que las mujeres y los hombres que cuidan de un cónyuge con enfermedad de Alzheimer tienen un mayor riesgo de presión arterial alta, según los autores de un artículo publicado en marzo de 1999 en el "Journal of Psychosomatic Research."

Cuándo consultar a un médico


Cuándo consultar a un médico.

Una mujer debe consultar a su médico si el estrés está afectando su vida diaria o afecta a su capacidad de manejar las relaciones. Sentirte deprimida, temerosa, ansiosa o preocupada, o la pérdida de interés en actividades que antes disfrutabas también puede ser señal de tensión de alto nivel. Los síntomas inexplicables persistentes o la dificultad para dormir también deben ameritar una consulta con el médico.

Más galerías de fotos



Escrito por diana rodriguez | Traducido por sandra magali chávez esqueda