Señales de una infección de vejiga en las mujeres

Una infección de vejiga en las mujeres puede ser causada por un número de cosas, desde los irritantes externos (como el espermicida o spray femenino) a las bacterias. De acuerdo con el Manual Merck, la infección de vejiga puede llamarse también cistitis, ya que normalmente causa la inflamación de la vejiga. Esta es un tipo de infección de las vías urinarias. De acuerdo con el National Institutes of Health, las infecciones de vejiga ocurren de manera más frecuente en las mujeres debido a su anatomía.

Urgencia urinaria

Una de las señales más comunes de la infección de vejiga es la urgencia urinaria, o la sensación de tener que orinar con mucha frecuencia. De acuerdo con el National Institues of Health, la urgencia puede ocurrir incluso inmediatamente después de que una mujer haya vaciado su vejiga. Esta urgencia a menudo resulta en pequeñas cantidades de orina.

Dolor de la pelvis

De acuerdo con el Manual Merck, el dolor de pelvis es otra señal común de la infección de vejiga en las mujeres. Se puede sentir dolor alrededor del hueso de la pelvis o la cavidad pélvica puede simplemente sentirse incómoda. El National Institutes of Health reporta que esta incomodidad puede sentirse como presión o calambres y puede también sentirse tan alto como en el abdomen inferior. En ocasiones, las infecciones de vejiga causan lo que se llama el "dolor referido", o dolor que se siente en otra parte del cuerpo. Para algunas mujeres, las infecciones de vejiga pueden causar dolor referido en la espalda baja.

Dolor al orinar

Otro tipo de dolor que puede presentarse durante una infección de vejiga es aquel durante el orinar. La sensación de quemazón o ardor al orinar es una señal bastante común de estas infecciones en las mujeres. El ardor desaparece después de que la mujer ha terminado de orinar; sin embargo, puede ser muy incómoda.

Cambios urinarios

Según el National Institutes of Health, las infecciones urinarias pueden también ocasionar cambios en la orina de la mujer. La orina puede parecer más opaca que de costumbre. Puede también contener pequeñas cantidades de sangre (a esto se le llama hematuria). El Manual Merck reporta que este síntoma se presenta en aproximadamente en cada 30 por ciento de los casos de infección de vejiga. Las mujeres con esta infección podrían también notar que su orina huele diferente; un olor fuerte y a veces desagradable.

Fiebre ligera

El National Institutes of Health reporta que una fiebre ligera puede presentarse en algunas mujeres que padecen de una infección de vejiga, sin embargo, esto no es muy común. De hecho, el Manual Merck reporta que la mayoría de las mujeres con infección de vejiga nunca presentan fiebre. Sin embargo, la presencia de fiebre puede indicar que la infección ha empeorado.

Síntomas más serios

El National Institutes of Health reporta que las infecciones de vejiga, cuando se dejan sin atender, pueden esparcirse hasta los riñones. En tales casos se desarrollan síntomas más serios. Estos incluyen fiebre alta (por arriba de los 101 grados Fahrenheit), escalofríos y síntomas parecidos a los de la gripe. Otros síntomas serios que requieren de rápida atención incluyen piel tibia que se ve enrojecida, dolor severo en el abdomen o ingles, nausea, vómito y confusión.

Más galerías de fotos



Escrito por erica jacques | Traducido por glen boyd