Señales que indican que un niño dejará de tomar siestas

El tiempo que los niños duermen la siesta es un tiempo muy valioso el cual puedes ocuparlo para lavar ropa y trastes, limpiar los baños o sentarte a tomar un bien merecido descanso. Si las siestas de tu pequeño se hacen cada vez más cortas o si pasa más tiempo para que se duerma, puede que sea el momento de dejarlas. Debido a que el sueño es muy valioso durante los primeros años de los niños debes asegurarte que esta listo para dejarlas antes de permitirle no tomarlas, lo cual ocurre entre los 3 y los 5 años.

No se duerme

Una prueba clara de que tu hijo dejará las siestas es que no le interesa acostarse ni dormirse. Aunque la mayoría de los niños querrán una siesta de vez en cuando, cuando están listos para dejarlas no se sentirán adormilados y será realmente difícil convencerlos para que se acuesten e intenten dormir. Según el Hospital del niño de Colorado, la mayor parte de los niños aún necesitan una pequeña siesta por lo cuál mantenerlos en un lugar tranquilo puede convencerlo de dormirse. Si se duerme rápidamente y casi no se duerme durante el día, puede que tu hijo esté durmiendo lo suficiente durante la noche, por lo tanto no necesita ninguna parte del día para descansar,

Alegre todo el día

Los niños cansados por lo general con berrinchhudos, enojones y difíciles de complacer, por el otro lado si la mayor parte del tiempo están felices y animados es señal que ya no necesitan una siesta. Si le permites que se quede despierto en la noche es un desastre, entonces aún necesita dormir durante el día. Cuando tu hijo no duerme siesta pero no está fuera de control en la tarde, lo más seguro es que ya este listo para dejar las siestas.

Se mantiene despierto mucho tiempo

Si haces que tu hijo duerma una siesta en el día y después se mantiene despierto hasta que sea hora de acostarse, entonces puede que ya no necesite dormir en la tarde. Aunque él duerma lo suficiente durante la noche puede que quiera tomar una siesta en la tarde, sin embargo esto hará que esté lleno de energía y no pueda dormir a la hora habitual. Según lo recomienda KidsHealth el periodo de sueño de un niño pequeño debe ser de 10 a 13 horas por cada 24 horas. Si duerme ese tiempo durante la noche entonces está descansando los suficiente, por lo tanto puede que ya esté listo para dejar de tomar siestas.

Consideraciones

Aunque tu hijo esté listo para dejar de tomar siestas, tal vez tu no estés tan entusiasmado. Si aún quieres que él tome siestas durante el día, MayoClinic.com sugiere que lo duermas tarde por la noche y lo levantes temprano por la mañana. El limitar el tiempo que el niño duerme de noche aumenta las posibilidades de que esté cansado y somnoliento como para tomar una siesta en la tarde. Si te preocupa que sea muy pronto para dejar de tomar siestas o que no este durmiendo bien, lo más recomendable es hablar con el pediatra para que determine si está durmiendo bien o no. Su doctor puede darle consejos adicionales para ayudarlo a dormir lo suficiente.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por edgar hernandez