Señales de hipoglucemia en los niños

La hipoglucemia es una condición médica causada por niveles anormalmente bajos de azúcar en sangre en el cuerpo. Por lo general, los síntomas asociados con la hipoglucemia en los niños pueden ser manejados a través de la dieta y la actividad física. Las señales pueden ser muy diversas y requieren atención inmediata para evitar más complicaciones médicas.

Hambre

Un niño sano requiere un cierto nivel de azúcar en la sangre para satisfacer las demandas normales de energía del cuerpo. Si tu niño tiene hipoglucemia, estos niveles de azúcar en la sangre son demasiado bajos, lo que indica al cuerpo que debe buscar comida. Un niño con hipoglucemia podría quejarse frecuentemente de hambre, incluso después de comer una comida saludable. Su estómago podría hacer ruido o podría pedir varios aperitivos durante el día.

Mareo

El bajo nivel de azúcar en los niños con hipoglucemia puede causar mareos o aturdimiento para desarrollarse. Tu hijo puede parecer inestable cuando camina. Podría decirte que tiene problemas para ver bien o que ve borroso o que ve doble. Estos signos de hipoglucemia también pueden contribuir a los síntomas adicionales, tales como dolor de cabeza, aumento del ritmo cardíaco o fatiga. En algunos casos, los niños hipoglucémicos podrían desmayarse o perder el conocimiento a causa de esta enfermedad.

Fatiga

Un niño con hipoglucemia puede aparecer anormalmente cansado o fatigado durante todo el día. Sin los niveles adecuados de azúcar en sangre, el cuerpo de tu hijo no tiene la energía que necesita para sostenerlo. Podría tener dificultad para despertarse por la mañana y parecerá cansado, confundido o irritable. Algunos niños con hipoglucemia pueden requerir siestas frecuentes o acostarse más temprano.

Traspiración

La sudoración excesiva, especialmente durante el sueño, es un signo común de hipoglucemia en los niños. Las sábanas de la cama o los pijamas de tu hijo pueden sentirse húmedos en la mañana debido a la sudoración nocturna, explica la National Diabetes Information Clearinghouse.

Temblores

Si el niño presenta temblores frecuentes, convulsiones o ataques podría tener hipoglucemia. El temblor incontrolable puede ser causado por una baja de azúcar en sangre y puede contribuir a síntomas adicionales, tales como mareos, fatiga o dificultad para caminar.

Piel pálida

Un niño con hipoglucemia puede parecer tener una piel anormalmente pálida o gris. Puede que con frecuencia se vea enfermo o cansado como resultado de esta condición.

Confusión

El nivel de azúcar en sangre inadecuado puede influir en la forma en que se transmiten señales de ida y vuelta al cerebro. Si tu niño tiene hipoglucemia, puede mostrar con frecuencia un comportamiento anormal, confusión, mal humor o irritabilidad. También podría tener dificultades para concentrarse en la escuela o hacer los deberes.

Más galerías de fotos



Escrito por rae uddin | Traducido por carlos alberto feruglio