Señales de un corazón roto

La depresión, síntomas físicos, ansiedad y pobre desempeño laboral pueden ser signos de un corazón roto. Experimentar un rompimiento es uno de los sucesos más estresantes de la vida. Es importante entender que los síntomas de un corazón roto deben durar sólo de unas semanas a un par de meses; algunas personas necesitan acudir a apoyos adicionales como terapia, para que puedan superarlo y seguir con sus vidas.

Enfermedad y sistema inmune debilitado

Estar resfriado, tener problemas gastrointestinales o sentir malestar general son síntomas de un corazón roto. Al experimentar un rompimiento, el cuerpo acumula estrés que puede conllevar efectos perjudiciales; "cuando el cuerpo tiene estrés, favorece la producción de cortisona para responder a la situación", dice la investigadora de la UCLA, Rita Effros; "si la hormona permanece elevada en la sangre por mucho tiempo, el sistema inmune se debilita". Un sistema inmune débil más la falta de apetito, que es muy común al sufrir un rompimiento, provocan que el cuerpo esté más susceptible a los virus con los que haga contacto.

Dolor físico real

Muchas personas se quejan de dolor físico cuando tienen el corazón roto. Puedes experimentar dolor en el pecho, en el estómago o sentir que de verdad tu corazón duele, todos los anteriores son síntomas de un corazón roto. Las investigaciones han demostrado que estos dolores son reales, un estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, encontró que un rechazo romántico activa las mismas regiones cerebrales que responden al dolor físico. Entender que es una reacción física normal al estrés causado por un rompimiento puede ser el primer paso para encontrar alivio.

Ansiedad e inquietud

Otro síntoma común es la ansiedad, la inquietud o la desesperación. La capacidad de tu cuerpo para responder está activada y acelera tu metabolismo e incrementa los latidos del corazón, por lo que te puedes sentir tembloroso, sin aliento o ansioso. Otro síntoma común de ansiedad es la tensión muscular, dolor de cabeza, sudoración, nauseas, bloqueo cerebral, no poder pensar y miedo. Si ya padeces un desorden de ansiedad, es normal que todos los síntomas se eleven después de una separación. La ansiedad que dura más que un par de semanas y que interfiere en la vida diaria de la persona puede ser el reflejo de otra cosa y no sólo de un corazón roto.

Insomnio

No poder dormir es un síntoma común de un corazón roto. Los pensamientos acelerados más la ansiedad, los síntomas físicos y un cambio en tu rutina para dormir son los culpables de que no puedas descansar. La mayoría de las personas no pueden dormir las primeras semanas después de un rompimiento, mientras se adaptan a los cambios; otras consultan a un médico o toman pastillas para eliminar el insomnio.

Más galerías de fotos



Escrito por lauri revilla | Traducido por diana i. almeida