Señales de conducta patológica en adolescentes

La patología se refiere a enfermedad, y hay enfermedades mentales que causan conductas de tipo antisocial, delincuente e incluso irracional. Un profesional certificado debe hacer el diagnóstico de una patología o conducta patológica; sin embargo, existen regularidades que tener en mente si estás preocupado sobre la conducta de un adolescente.

Estabilidad

Terrie E. Moffitt, del departamento de psicología de la Universidad de Wisconsin, señala en su artículo "Psychological Review (Reseña psicológica)", que la conducta antisocial temporal y situacional es común entre los adolescentes. Es más probable que quienes muestran un patrón de conducta antisocial por un periodo prolongado de años sufran una patología. Los niños que empiezan a mostrar conductas delictivas y antisociales durante los años adolescentes definitivamente necesitan disciplina, límites y orientación adecuados, pero de acuerdo con Moffitt, es poco probable que estos individuos sean patológicos. La estabilidad de una conducta delictiva y antisocial durante el transcurso de la vida de una persona es una señal de patología.

Comorbilidad

En una publicación sobre conductas problemáticas del Psychiatric Reseach Institute de la Arkansas University, los doctores Molly M. Gathright y Laura H. Tyler explican que los trastornos a menudo son comórbidos, lo cual quiere decir que dos o más diagnósticos están presentes al mismo tiempo. Un adolescente que escoge fumar quizás tan sólo esté experimentando o tratando de encajar. Cuando los adolescentes muestran posibles señales de problemas múltiples, esto puede ser una preocupación mayor. Si un joven muestra señales de depresión, como el distanciamiento, y parece no tener amigos, empieza a fumar y sus calificaciones bajan todas al mismo tiempo, tal vez esté sufriendo padecimientos comórbidos y necesita ayuda.

Compulsión

Muchas conductas de niños, adolescentes y adultos son funcionales a cierto nivel, pero se vuelven disfuncionales porque la persona se siente obligada a repetir o perfeccionarlas. Lavarse las manos es un hábito limpio y saludable. Una persona que debe lavarse sus manos cada 10 minutos se considera patológica. En la Harvard Health Publication de la Harvard Medical School se establece que es normal que personas en diferentes fases del desarrollo humano se preocupen por tener las cosas perfectas. Un adolescente que está por entrar a la universidad puede tener cuidado adicional con su tarea, pero un adolescente que pasa horas revisando cada página de un trabajo escolar está extralimitándose. Los chicos y chicas a menudo pasan más tiempo en el baño durante los años adolescentes, pero un niño que se lava el rostro por tres horas tal vez necesite ayuda. En ocasiones la diferencia entre la conducta funcional y lo patológica es si se realiza con exceso.

Interpretación

Debra Ollivier , en su artículo "Whose Crisis is This, Anyway? (Por cierto, ¿de quién es esta crisis?)" para Teen Advocates USA, rescata algunas ideas fascinantes acerca de cómo los adultos ven la conducta adolescente. La adolescencia es un tiempo en el que es normal tomar riesgos, pero los padres actuales, afirma ella, son más propensos a reaccionar enérgicamente a los tatuajes, las perforaciones de lengua y a los tipos de rebeldía que son nuevos para esta generación. Aunque la conducta nueva es diferente a la conducta rebelde del pasado, no es necesariamente patológica.

Más galerías de fotos



Escrito por samantha hanly | Traducido por alejandro cardiel