Señales de que un bebé está fatigado

Según Baby Care Advice, los bebés que están agotados a menudo tienen dificultades para "desconectarse". Los bebés pueden llegar a estar demasiado cansados por diferentes razones, que incluyen la estimulación excesiva, estar cargados o cambiar de brazos y jugar con ellos. Los bebés que están agotados presentan diferentes síntomas y es importante que los padres aprendan exactamente las señales que presenta su bebé.

Irritabilidad y llanto

Los bebés que están demasiado cansados a menudo lloran, se quejan y son difíciles de calmar. Según el sitio web Birth, los bebés pueden emitir sonidos roncos que casi suenan como gruñidos cuando están cansados ​​y necesitan dormir. Birth también informa que los bebés pueden incluso gruñir o quejarse un poco y luego se detienen. Sin embargo, a medida que están cada vez más cansados, estos síntomas pueden empeorar e incluso convertirse en un verdadero enojo con llantos intensos. Según Baby Care Advice, los bebés más grandes pueden luchar físicamente arqueando la espalda y apartarse cuando están molestos. Cuando los bebés están demasiado exigentes, puede ser aún más difícil ponerlos a dormir la siesta o que duerman por la noche.

Utiliza las manos

Los bebés y los recién nacidos a menudo se chupan los puños cuando se cansan demasiado, en un intento de calmarse a sí mismos. Según Baby Care Advice, los bebés mayores que tienen algún tipo de control superior del cuerpo pueden tirar de sus orejas, el cabello o frotarse los ojos cuando se cansan demasiado. Otros bebés pueden agarrarte a ti o a tu ropa cuando los cargas y pueden gruñir y gritar. Los bebés más grandes pueden tirar sus juguetes, alimentos o cualquier otra cosa que puedan tener en sus manos. Algunos bebés pueden golpear o pegar mientras lloran. Otros usan sus manos para apartarse mientras los sostienes cerca. Usar palabras tranquilizadoras o cantar a un bebé que muestra estos síntomas es a veces útil para calmarlos.

Apegarse

Según Baby Care Advice, cuando está muy cansado, un niño entre las edades de tres a 12 meses puede llegar a ser muy apegado. Baby Care Advice informa que los bebés que experimentan este aferramiento pueden querer que los cargues y no te permitirán acostarlos a dormir. A medida que el bebé se vuelve cada vez más cansado, puede llorar e incluso comenzar a gritar conforme se aferra a ti. No puede ser feliz con cualquier cosa que le ofrezcas. Para un niño que presenta este comportamiento, intenta mecerlo y cantarle para calmar su comportamiento. Los bebés a menudo se quedan dormidos con el movimiento de arrullo.

Más galerías de fotos



Escrito por kristie jernigan | Traducido por mayra cabrera