Señales de que un bebé está descendiendo durante el embarazo

Para las mamás embarazadas, una fecha de parto que se aproxima trae emociones que van desde la excitación a la ansiedad y miedo. Dado que no es ningún secreto que los bebés no nacen siempre el día en que se espera que lo hagan, es importante que las mujeres embarazadas estén atentas a los síntomas que el trabajo de parto comenzará pronto. Una indicación de que esto está cerca es la "caída". Las mujeres embarazadas saben que su bebé ha caído cuando se dan cuenta de ciertos cambios en sus cuerpos.

Cambios en el abdomen

Cuando un bebé cae, se mueve a la parte inferior del abdomen y se asienta con la cabeza en tu pelvis. Mientras esto sucede, la mayoría de las futuras mamás pueden ver que su estómago esté más bajo que antes. Algunas madres son aún capaces de sentir la cabeza de su bebé descansando justo debajo de la mitad inferior del hueso de la pelvis, de acuerdo con el Dr. Sears, reconocido pediatra y autor. Al sentarse, sentirás como si tu bebé estuviera en tu regazo. Incluso si la mamá no se da cuenta, otras personas que la ven con regularidad constarán del cambio claramente.

Respiración fácil

Según American Pregnancy Association, ya que tu bebé se acomoda más profundo en la pelvis, te darás cuenta que puedes respirar de nuevo. Durante su tercer trimestre, muchas mujeres experimentan dificultad para respirar. Antes de caer, un bebé está ubicado justo debajo de la caja torácica de su mamá. Una vez que tu bebé cae en la región pélvica, se aliviará la presión sobre los pulmones, lo que te permite tomar respiraciones profundas y respirar naturalmente.

Aumento del apetito

Un signo menos evidente que tu bebé está cayendo es un aumento en el apetito. Según el Dr. Renee Hanton, médico y especialista en desarrollo de alto nivel para Conceive Easy, una empresa dedicada a ayudar a las familias con la fertilidad, muchas mujeres embarazadas les resulta difícil comer una comida completa durante el tercer trimestre. Junto con la presión aliviada en los pulmones, la presión sobre tu estómago se reducirá significativamente. La gravedad y la frecuencia de la acidez estomacal pueden reducirse también cuando cae tu bebé.

Micción frecuente

Mientras que la parte superior de tu abdomen se siente aliviada de que tu bebé ya no está tan alto, la parte inferior de tu cuerpo puede sentir algunos efectos añadidos como resultado. La posición de un bebé caído aumenta la presión sobre la vejiga, ya que la cabeza del bebé se encuentra ahora más cerca de ella, dice el Dr. Sears. La micción frecuente durante el embarazo es común, pero la idas al baño pueden aumentar aún más una vez que cae el bebé.

Más galerías de fotos



Escrito por carissa lawrence | Traducido por daniela laura arjones