¿Las semillas de sésamo son buenas para ti?

Ya no sólo para los pájaros, las semillas se están convirtiendo rápidamente en una necesidad absoluta cuando se trata de una alimentación saludable. Chia, lino y las semillas de sésamo se promocionan como potencias nutricionales necesarias para la salud y el bienestar general, y una mirada rápida a los beneficios de las semillas de sésamo hace que sea fácil de ver por qué.

Fuente inagotable de nutrición


Las semillas son una gran fuente de proteína.

Las semillas de sésamo son no sólo una gran fuente de fibra, que es compatible con una función digestiva saludable, sino que es rica en nutrientes y están repletas de vitaminas y minerales esenciales que ayudan a prevenir las enfermedades y promover la salud en general. Contienen vitaminas del grupo B, que son necesarias para la función metabólica fuerte, así como un cabello fuerte, la piel y los músculos; hierro; calcio, que apoya los huesos sanos, previene la osteoporosis y mantiene un peso saludable; y magnesio, que ayuda en la absorción de calcio y mantiene la tiroides sana. Las semillas de sésamo son también una buena fuente de proteínas, especialmente para aquellos que buscan la proteína de origen vegetal en lugar de proteína animal.

Otros beneficios saludables

Cargadas con vitaminas y minerales, las semillas de sésamo ofrecen múltiples beneficios para la salud que ayudan a prevenir enfermedades y mejorar las condiciones de salud existentes, incluyendo el colesterol alto, la osteoporosis, la presión arterial alta y la artritis. El calcio, el cobre y el magnesio que se encuentra en las semillas de sésamo mejora la función pulmonar, fortalece la salud ósea y reduce la inflamación. Además, la alta concentración de ácidos grasos monoinsaturados en las semillas ayuda a bajar el colesterol de baja densidad (LDL). Esto ayuda a prevenir enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares.

Pequeñas cantidades, grandes recompensas


Las semillas de sésamo se pueden usar en una variedad de recetas.

Cuando se trata de semillas de sésamo, poco es más. Al igual que las nueces y los aguacates, las semillas de sésamo son una fuente importante de ácidos grasos omega-3, que reducen la inflamación en el cuerpo y estimulan la función saludable del cerebro, pero la moderación es la clave. Comer sólo de1 a 2 cucharadas soperas al día te permite obtener los beneficios nutricionales sin sobrepasarte. Los que sufren de alergias a los alimentos también deben tener cuidado al consumir las semillas de sésamo. Si el enrojecimiento, picazón o dolores digestivos son el resultado de comer alimentos hechos con semillas de sésamo, pídele a tu médico que ejecute un análisis de sangre y pruebas para alergias.

Cómo comer semillas de sésamo


Come galletas de sésamo como un bocadillo saludable.

Introducir las semillas de sésamo en las comidas es una tarea muy fácil y deliciosa. La pasta Tahini, uno de los principales ingredientes en humus, se hace a partir de semillas de sésamo. Busca la pasta tahini en tu mercado de alimentos de salud local y experimenta con sabrosas comidas caseras y aderezos para ensaladas. También puedes incorporar las semillas de sésamo en batidos y frutas secas. O adornar tu ensalada o verduras con semillas de sésamo para un crujiente sabor a nuez. Para mantener tus semillas lo más saludable posible, busca semillas de sésamo crudas o tostadas y ten cuidado de las semillas saladas, ya que el exceso de sodio puede conducir a presión arterial alta y a la enfermedad renal.

Más galerías de fotos



Escrito por jodi geigle | Traducido por juan ignacio ceviño