Semillas de lino doradas versus semillas de lino marrones

Las semillas de lino se cosechan desde hace miles de años. Su popularidad se ha renovado en las últimas décadas debido al generalizado interés por las comidas sanas. La mayoría de las semillas de lino marrones se cultivan en Canadá, el líder en la producción de lino. La variedad dorada es mayormente cultivada en los Estados Unidos, especialmente en Dakota del Norte.

Ácido alfa-linolénico

Las semillas de lino contienen importantes nutrientes: uno de ellos son los ácidos grasos del omega3, también llamados ácido alfa-linolénico o ALA. Una cucharada de cualquier tipo de semillas de lino contiene aproximadamente 50 calorías y un poco más de 2 g de proteínas beneficiosas. Las semillas marrones proveen 2,5 g de ALA por cucharada, mientras que la dorada contiene 2,1. Una cucharada de cualquiera de los dos tipos provee tu cantidad diaria recomendada de ALA, de acuerdo al Instituto de Medicina. Estos ácidos grasos están asociados con la reducción del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Fibra

Además, las semillas marrones y doradas son ricas en fibras, especialmente las solubles, que han demostrado ayudar a regular el azúcar de la sangre en los diabéticos y a bajar los niveles del colesterol LDL, además de prevenir la constipación. Las semillas de lino de cualquiera de los dos colores provee la mejor fuente dietaria de lignanos, un complejo que protege contra el cáncer, especialmente el de mamas y el de cólon, bloqueando la formación de tumores. Las semillas de ambos colores contienen aproximadamente 3 g de fibra y contribuyen una considerable cantidad para completar los 38 y 26 g recomendados diariamente para hombres y mujeres.

Disponibilidad

Las semillas de lino marrones son generalmente más fáciles de encontrar que las doradas. Las marrones pueden ser encontradas en casi todos los almacenes, mientras que las doradas posiblemente las encuentres en las tiendas de salud. Las semillas marrones se venden molidas o enteras, mientras que las doradas se encuentran solamente enteras.

Usos

Debido a las diferencias de color, las doradas son más fáciles de usar en las recetas. Si es difícil incluir en la dieta de tu hijo las semillas, puedes usar las doradas, enteras o molidas en los panes, las magdalenas, las tortas, las galletas, las barras de granola, los cereales para el desayuno y la avena sin que lo sepan. El color dorado no es detectable es esas comidas. Sin embargo, las semillas marrones son más difíciles de esconder y pueden ser más problemáticas para los que comen selectivamente.

Más galerías de fotos



Escrito por aglaee jacob | Traducido por adriana de marco