Las semillas de calabaza y el cáncer de próstata

A partir de 2011, sólo tres artículos de investigación, según National Institutes of Health, se han enfocado en los efectos que las semillas de calabaza dietéticas tienen en la salud de la próstata. Sin embargo, ninguno de los artículos, se centra en el papel de las semillas de calabaza en el cáncer de próstata. Estos se enfocan en los efectos de la semilla de calabaza en la hiperplasia prostática benigna (BPH por su sigla en inglés). La BPH, un trastorno que la mayoría de los hombre sufrirá debido a una vida suficientemente extensa, ocurre cuando la próstata comienza a aumentar de tamaño. Si bien la BPH es el aumento del crecimiento de la próstata, no es lo mismo que el cáncer de próstata. No utilices las semillas de calabaza para tratar el cáncer de próstata y siempre consulta a tu médico.

Disminución de la hiperplasia

Como se menciona en dos artículos separados publicados en las ediciones 2006 de "Urologia Internationalis" y "Journal of Medicinal Food", el Dr. Yuh-Shyan Tsai y M. Gossell-Williams, observaron respectivamente que la administración de aceite de semilla de calabaza a ratas que fueron inducidas químicamente u hormonalmente para someterse a la hiperplasia aumentada o crecimiento excesivo de la próstata, disminuyó significativamente el tamaño de la próstata observado en estos animales.

Tratamiento clínico de BPH

Según la edición de 2009 de "Nutrition Research and Practice", el Dr. Heeok Hong observó que una administración clínica de 12 meses de aceite de semillas de calabaza a pacientes varones, disminuyó la puntuación de los síntomas de próstata internacional, lo cual es una indicación general de los síntomas de la enfermedad de la próstata. Si se disminuye la puntuación, los síntomas mejoran. Aunque el volumen prostático no disminuyó significativamente, el aceite de semilla de calabaza mejoró la calidad de vida y aumentó el flujo urinario en los pacientes.

Mecanismos de acción

Según las ediciones de 2006 de "Urologia Internationalis" y el "Journal of Medicinal Food", el Dr. Yuh-Shyan Tsai y M. Gossell-Williams indican que el aceite de semilla de calabaza funciona en parte para regular la BPH, inhibiendo la enzima de la próstata de 5-alfa reductasa. Esta proteína, en la próstata, convierte la testosterona en la dihidrotestosterona o DHT. Si bien esto es un proceso normal y necesario para la reproducción y desarrollo masculino, la DHT excesiva puede actuar como un inductor potente de crecimiento de células prostáticas. Demasiado DHT puede conducir a la BPH.

Cáncer de próstata

Aunque la BPH es una enfermedad diferente al cáncer de próstata, algunos de los mismos procesos regulan ambos desórdenes. Por ejemplo, según la edición 2007 de "Prostate", el Dr. Teri Wadsworth muestra que el DHT excesivo también puede desempeñar un papel importante en el crecimiento y la progresión del cáncer de próstata. Los experimentos necesarios aún deben realizarse, pero estos datos indican que el aceite de semilla de calabaza podría tener un efecto limitado en el cáncer de próstata.

Más galerías de fotos



Escrito por jeffery herman | Traducido por valeria garcia