El selenio y las nueces del Brasil

Las nueces de Brasil contienen más selenio que cualquier otro alimento. Si bien esto suena como un beneficio, la cantidad de selenio en un puñado de nueces de Brasil es tan alta, que comerlas con demasiada frecuencia te pone en riesgo de toxicidad por selenio. En cambio si consumes unas pocas nueces ocasionalmente tendrás una buena fuente de magnesio, vitamina E y grasas saludables no saturadas.

Dos son mejores que una

Cuando consumes selenio, este interactúa con proteínas para formar nuevas sustancias llamadas selenoproteínas. De las 25 selenoproteinas conocidas, algunas tienen roles bien documentados, mientras que los investigadores aún no han identificado el trabajo preciso de las demás. Como un componente de selenoproteinas, selenio produce antioxidante , regula las hormonas tiroideas y mantiene el sistema inmunológico. En base a la ubicación de selenoproteínas en el cuerpo, pueden influir en el metabolismo muscular y el desarrollo del esperma, de acuerdo con el Instituto Linus Pauling.

Plantada sobre un buen suelo

La cantidad de selenio en cualquier alimento a base de plantas varía de acuerdo con los niveles de selenio en el suelo. Las nueces de Brasil provienen de árboles que crecen en el rico suelo de la selva amazónica. Como resultado, una porción de 1 onza contiene 543,5 microgramos de selenio. La cantidad diaria recomendada, o RDA, es de sólo 55 microgramos. Debido a que son más grandes que la mayoría de los frutos secos, una porción de 1 onza equivale a unos seis nueces de Brasil. En comparación, se puede comer unas 22 almendras y 32 cacahuetes en una porción del mismo tamaño. Lo importante al comer las nueces de Brasil es controlar las porciones.

Demasiado de algo bueno

Siempre y cuando sean parte de una dieta baja en grasas saturadas y colesterol, comer 1,5 onzas de nueces al día puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón, de acuerdo con la declaración de propiedades saludables aprobadas por la U.S. Food and Drug Administration. Las nueces del Brasil proporcionan beneficios nutricionales similares a otros frutos secos, pero no deben ser utilizados para cumplir con esta recomendación. La mayor parte del selenio se puedes consumir con seguridad en un día, que se llama nivel máximo de consumo tolerable o UL, es de 400 microgramos. Comer más de la UL causa toxicidad de selenio o selenosis. Los sintomas de la selenosis incluyen pérdida del cabello , erupciones en la piel, náuseas, diarrea, fatiga y cambios de humor. Puede progresar a síntomas neurológicos, dificultades respiratorias, renales e insuficiencia cardíaca.

Efectos acumulativos

Mientras que las nueces de Brasil pueden aumentar los niveles de selenio, las deficiencias son poco comunes en los Estados Unidos, según la Office of Dietary Supplements. Además del riesgo de toxicidad por comer demasiadas nueces de Brasil, otro posible problema es la obtención de una cantidad tan grande de una sola fuente es que también obtendrás un montón de selenio de otros alimentos en tu dieta. Una porción de atún de aleta amarilla proporciona casi el doble de la dosis diaria recomendada de selenio. Muchos tipos de pescado, carne de res, cerdo y pollo ofrecen más del 20% de la dosis diaria recomendada en una porción típica. Otras fuentes incluyen el queso cottage , yogur, arroz, frijoles, harina de avena, espinacas, huevos, trigo integral, cereales y productos lácteos.

Más galerías de fotos



Escrito por sandi busch | Traducido por luis eduardo barbosa