El selenio y los latidos cardíacos irregulares

El selenio es referido como un mineral de rastro esencial porque tu cuerpo solamente necesita una pequeña cantidad de manera regular. Funciona como antioxidante y se necesita para el funcionamiento saludable de tu glándula tiroides y tu sistema inmunológico. La deficiencia crónica de selenio conduce a una variedad de problemas de salud, incluyendo enfermedad cardíaca, que puede ocasionar latidos irregulares.

Funciones del selenio

El selenio es usado por tu cuerpo para fabricar selenoproteínas, las cuales son importantes enzimas antioxidantes que destruyen a los radicales libres y ayudan a evitar el daño a los tejidos, especialmente a los vasos sanguíneos. Como un antioxidante, el selenio es especialmente poderoso en conjunto con la vitamina E y el beta-caroteno. Otros tipos de selenoproteínas te ayudan a regular tu tiroides -la glándula para controlar el metabolismo- y reforzar tu respuesta inmune, la cual se vuelve más eficiente al pelear contra infecciones y otras enfermedades. El selenio no se necesita directamente para la función cardíaca o su latido normal, pero su deficiencia se asocia a problemas cardiovasculares.

El selenio y las enfermedades cardíacas

Hay evidencias de que la deficiencia de selenio puede contribuir al desarrollo de una enfermedad cardíaca así como al hipotiroidismo y el debilitamiento del sistema inmunológico. En general, la falta de antioxidantes en tu cuerpo se asocia a las enfermedades cardíacas por que los radicales libres dañan las paredes interiores de las arterias y promueven la arteriosclerosis o las arterias tapadas, lo cual aumenta la presión sanguínea, aunque la presión alta crónica daña al corazón y a veces conduce a ritmos cardíacos irregulares. Sin embargo, una condición cardíaca llamada enfermedad de Keshan ocasiona un corazón agrandado, disminución de la función cardíaca y arritmia. Por otra parte, no existe evidencia sólida de que tomar suplementos de selenio detengan el desarrollo de la enfermedad cardíaca o proteja contra un ataque cardíaco, de acuerdo al University of Maryland Medical Center.

Latido irregular

Los latidos o ritmos irregulares -también llamados arritmias- ocurren cuando los impulsos eléctricos que coordinan las contracciones cardíacas son interrumpidos, causando que tu corazón lata muy rápido, muy lento o de forma irregular. Las arritmias cardíacas típicamente se sienten como un corazón palpitante o acelerado. Por lo regular son efímeras e inofensivas, pero también pueden ser señal de una enfermedad y disfunción cardíaca de gravedad. En un corazón normal, la frecuencia cardíaca normal en reposo es entre 60 y 100 latidos por minuto. Si tu ritmo cardíaco es anormal, lo más probable es que la causa no esté relacionada con el selenio, así que consulta a tu médico.

Cantidad diaria recomendada

La cantidad diaria recomendada de selenio para la mayoría de los adultos es de 55 microgramos, de acuerdo a los Institutos Nacionales de Salud, mientras que para las mujeres embarazadas y lactando, la recomendación es de 60 y 70 microgramos, respectivamente. La deficiencia de selenio es rara en los Estados Unidos, pero es mucho más común en otros países, incluyendo China, debido al agotamiento mineral del suelo. La ingesta media de selenio en la dieta de los Estados Unidos es de alrededor de 150 microgramos para los hombres y 110 microgramos para las mujeres. La gente que fuma cigarrillos, toma alcohol, toma pastillas anticonceptivas o tiene enfermedades relacionadas con la absorción como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerativa tienen un mayor riesgo de padecer deficiencia de selenio.

Más galerías de fotos



Escrito por sirah dubois | Traducido por lou merino