¿Es seguro viajar con culebrilla?

Causada por el virus de la varicela, un brote de culebrilla plantea algunas preguntas serias sobre si se debe continuar con los planes de un viaje. Esta patología potencialmente dolorosa puede desarrollarse rápidamente y los médicos no comprenden totalmente por qué el virus de la varicela que se encuentra latente dentro del cuerpo repentinamente se vuelve a activar en forma de culebrilla. La recomendación de viajar con culebrilla dependerá del viaje que vas a hacer y de tu salud general, además de la gravedad de los síntomas.

Tratamiento

El tratamiento médico rápido, idealmente antes de que se desarrolle la erupción, puede hacer que un brote de culebrilla sea más corto y menos grave; si piensas que podrías tener esta patología sería aconsejable que te quedes cerca de tu médico. Éste puede recetarte un medicamento antiviral como el famciclovir o el valaciclovir para combatir el virus y además analgésicos para combatir el malestar. La disponibilidad de estos medicamentos varía enormemente fuera de Estados Unidos.

Complicaciones

Tal vez deberías reconsiderar tus planes de viaje si te preocupan las complicaciones. La complicación más común es el dolor en la zona donde se desarrolla la erupción. Los niveles de dolor pueden ser bastante intensos y es probable que prefieras estar en tu casa y con disponibilidad de consultar al médico en esta etapa. Los pacientes mayores de 60 años (el 50% de los casos registrados están dentro de este grupo etario) tienen más posibilidades de sufrir dolor intenso producto de la culebrilla.

Salud de las otras personas

Durante el período anterior al desarrollo de costras sobre la erupción eres potencialmente infeccioso y podrías transmitir el virus a las otras personas con las que viajas. Si bien la posibilidad de infección es pequeña, piensa cuidadosamente sobre la exposición de otras personas a la infección. Por ejemplo, si viajas en auto con otras personas que sabes que han tenido varicela o están vacunados, el riesgo de infectar a alguno de tus compañeros es prácticamente nulo. Por otro lado, si vas a viajar en avión, podrías pasar tiempo en proximidad a individuos potencialmente vulnerables, como mujeres embarazadas no vacunadas, bebés y personas inmunocomprometidas. En este caso, tu viaje podría poner en riesgo a otras personas.

Vacunación

La mejor forma de reducir las posibilidades de desarrollar culebrilla en el extranjero es vacunarse contra el virus antes de viajar; los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) recomiendan que esto forme parte del chequeo previo al viaje de los mayores de 60 años que están planeando viajar al extranjero. Esta vacuna reduce la posibilidad de desarrollar culebrilla en aproximadamente un 50% y reduce un 66% la posibilidad de experimentar dolores intensos posteriores.

Más galerías de fotos



Escrito por rita kennedy | Traducido por paula santa cruz