¿Es seguro utilizar una bolsa de agua caliente durante el embarazo?

Muchas nuevas futuras madres esperan ansiosamente su embarazo, pero una cosa a la que la mayoría de las embarazadas no dan la bienvenida es el dolor muscular que viene con una barriga incipiente. Los dolores de espalda son comunes, como es el dolor del ligamento alrededor del abdomen. Debido a que muchos medicamentos no son seguros para las mujeres embarazadas, algunas futuras madres recurren a métodos alternativos de alivio del dolor, tales como bolsas de agua caliente.

Temperatura corporal central

Se aconseja a las mujeres embarazadas que eviten cualquier cosa que pueda aumentar su temperatura corporal central. Aquella por encima de 101 grados F puede suponer un peligro para el desarrollo del feto, causando defectos de nacimiento. Las situaciones que pueden elevar la temperatura corporal central incluyen el uso de bañeras de hidromasaje, saunas, baños calientes y mantas eléctricas. Los baños calientes están muy bien, pero ten cuidado con los síntomas de la temperatura corporal, como sofocos o sudoración.

Bolsas de agua caliente

Las bolsas de agua caliente no son lo suficientemente grandes como para elevar la temperatura corporal de una mujer embarazada, por lo que se consideran seguras para su uso. Los almohadillas de calor también se recomiendan a veces para el tratar el dolor en lugares específicos en mujeres embarazadas por la misma razón, a pesar de que las bolsas de agua caliente son preferibles, ya que no implican el uso de la electricidad.

Usos

Las bolsas de agua caliente no sólo se utilizan para tratar el dolor muscular. Muchas mujeres embarazadas tienen mala circulación sanguínea en los pies, y estas bolsas se pueden utilizar para calentar los pies o el cuerpo entero en la noche para ayudar a dormir, o si la futura madre está en reposo en cama. De hecho, las mantas eléctricas son peligrosas durante el embarazo debido a que emiten bajos niveles de campos electromagnéticos, lo que podría causar defectos de nacimiento. Si estás acostumbrada a una cama caliente, sustituye la manta eléctrica por una bolsa de agua caliente. También se pueden colocar en la parte posterior del cuello como un relajante, especialmente durante los períodos de estrés, o para aliviar un dolor de cabeza.

Consideraciones

Siempre envuelve una bolsa de agua caliente en una toalla antes de colocarla directamente en la piel. Si el agua está demasiado caliente, puede ser incómoda en la piel, sobre todo porque la piel de una mujer embarazada a veces es más sensible que de costumbre. Además, nunca llenes una botella de agua caliente con agua hirviendo.

Más galerías de fotos



Escrito por april sanders | Traducido por carlos alberto feruglio