¿Es seguro tomar magnesio durante el embarazo?

El magnesio ayuda a construir y reparar los tejidos durante el embarazo y trabaja para regular tus niveles de azúcar en la sangre. También puedes ayudar a reducir los calambres en las piernas. Durante el embarazo, tu necesidad de magnesio aumenta. Es importante entender cómo puedes saber si estás recibiendo suficiente y cómo tomar suplementos con seguridad si los necesitas.

Cantidad y fuentes recomendadas

Si tienes de 19 a 30 años de edad, necesitas 350 mg de magnesio al día durante el embarazo. Si tienes 31 años o más, necesitas 360 mg de magnesio. Babycenter afirma que no es difícil conseguir el magnesio que necesitas de tu dieta. Las fuentes de magnesio incluyen vegetales de hojas verdes, legumbres, semillas y granos. Una media taza de cereal de salvado tiene 93,1 mg de magnesio y 1/2 taza de espinacas tiene 75 mg.

Deficiencia

Si no comes una dieta equilibrada, puede que tengas que tomar un suplemento. Los síntomas de una deficiencia de magnesio incluyen insomnio, espasmos musculares, náuseas y pérdida de apetito. También puedes experimentar fatiga, debilidad y pérdida de memoria. Una deficiencia no tratada durante el embarazo puede provocar preeclampsia, retraso del crecimiento y mortalidad infantil, de acuerdo a Babycenter.

Seguridad

No hay un nivel superior de magnesio obtenido a través de tu dieta, pero es posible que recibas una dosis excesiva de suplementos de magnesio. De acuerdo con la Oficina de Suplementos Dietéticos, no debes obtener más de 350 mg diarios de magnesio de los suplementos durante el embarazo. Demasiado puede causar calambres, diarrea y toxicidad.

Recomendaciones

Ten en cuenta que debes considerar todas las fuentes de los suplementos de magnesio para que no tomes más de la cantidad recomendada. Si estás tomando vitaminas prenatales, estas pueden contener algo de magnesio. Asegúrate de informar a tu médico acerca de las vitaminas que estás tomando y sólo tomar suplementos de magnesio bajo su supervisión durante tu embarazo.

Más galerías de fotos



Escrito por rose welton | Traducido por maría j. caballero