¿Es seguro colocar una piscina para niños en una terraza?

Las pequeñas piscinas de plástico o inflables son un elemento básico en los patios de las casas donde viven niños pequeños. Las piscinas aparecen a principios del verano y se quedan hasta que el clima frío impide chapotear y nadar. Por supuesto, la supervisión adulta es una necesidad cuando se trata de tu hijo y su piscina, pero el lugar donde se coloca la piscina es un factor de seguridad adicional a considerar. Una terraza puede parecer un lugar seguro para la piscina y podrías estar en lo cierto, pero hay que tomar medidas para evitar caídas y otras lesiones antes de permitir que tu hijo nade en una piscina que se ha montado en una terraza.

Peligros

Uno de los peligros principales asociados con la colocación de una piscina portátil en una terraza es la caída. Cuando los niños están chapoteando en una piscina son menos propensos a prestar atención a su entorno, lo que puede aumentar el riesgo de que se tumbe fuera de la piscina y caiga por las escaleras o por los bordes de la terraza. Los niños pequeños, usualmente aquellos menores de 5 años, podrían también deslizarse entre las rejas de la terraza y caer hasta el suelo, de acuerdo al Children's Hospital at Westmead. Tu hijo también podría caer en la cubierta, sobre todo si está mojada, lo que puede resultar en lesiones en la cabeza, huesos rotos y contusiones.

Seguridad en una terraza

Si debes colocar la piscina en la terraza porque no hay otro lugar, toma las precauciones antes de permitir que tu hijo juegue en el agua. Instala la piscina lo más lejos posible de las escaleras y coloca una puerta para bebés en la parte superior de la escalera. Mantén fuera del alcance de tu hijo algunas cosas sobre las que podría subir, según recomienda el Children's Hospital at Westmead. Esto evita que tu hijo suba sobre algo y se lance a la piscina cayendo sobre el borde. Los peldaños antideslizantes pueden reducir los resbalones. Haz cumplir estrictamente las reglas. Recuerda a tu hijo que no está permitido saltar o zambullirse en la piscina y que nunca debería correr en la terraza.

Alternativas

Considera alternativas más seguras antes de instalar una piscina portátil para que tu hijo juegue en la terraza. Instalar la piscina en un suelo plano con pasto es más seguro que colocarlo en la terraza porque reduce el riesgo de caídas peligrosas. Reduce también el riesgo de resbalarse. De acuerdo a Jefferson University Hospitals, una alternativa aún más segura es usar el aspersor. Esto puede ser tan refrescante como chapotear en la piscina y también reduce el riesgo de lesiones.

Consideraciones adicionales

Sin importar dónde coloques la piscina portátil de tu hijo, la supervisión adulta es obligatoria. Nunca dejes a tu hijo sin vigilancia en o cerca de la piscina. De acuerdo a la U.S. Consumer Product Safety Commission, aproximadamente 280 niños se ahogan en piscinas por año y otros 2200 son tratados en salas de emergencia por lesiones relacionadas con piscinas. De estos incidentes, un promedio de 35 niños mueren en piscinas portátiles cada año, también de acuerdo a la U.S. Consumer Product Safety Commission, la mayoría de ellos eran menores de 5 años. Siempre debes desaguar la piscina portátil cuando no esté en uso y volcarla hacia abajo para guardarla, de modo que evites que tu hijo la llene. Si tienes piscinas portátiles grandes que se llenan durante todo el verano, el sitio web Consumer Reports recomienda instalar una valla de seguridad de 4 pies alrededor, que incluya un bloqueo que se traba y se cierra de forma automática.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por gloria soto