¿Es seguro cocinar pollo en la olla de cocción lenta?

Las ollas de cocción lenta y otros dispositivos que tienen similar funcionamiento son seguros para preparar alimentos, incluyendo la carne y el pollo, siempre y cuando los uses correctamente. Las preferencias de calor bajo y alto de la olla pueden alcanzar la temperatura suficiente para matar las bacterias que potencialmente podrían encontrarse en el pollo. Lavar tu olla y preparar el pollo correctamente asegurará que tu comida no conlleve un riesgo mayor de sufrir enfermedades que se pueden transmitir por los alimentos.

Descongelar

Si estás planeando cocinar pollo en una olla de cocción lenta, este deberá estar completamente descongelado primero. Colocar pollo congelado directamente en la olla te pone en riesgo de sufrir intoxicación, porque le tomará mucho tiempo al pollo alcanzar una temperatura interna segura.

Cortar

Cuando tengas piezas grandes de pollo, necesitarás cortarlas antes de usar la olla. Los cortes grandes de pollo podrían permanecer en la zona peligrosa de 40 a 140 grados Fahrenheit y estimular el crecimiento de bacterias, tal como señala Suzanne Driessen, una educadora de ciencias de los alimentos de la University of Minnesota Extension. No sobrecargues la olla o el pollo correrá el riesgo de no cocinarse completamente. La olla de cocción lenta no debe estar llena a más de dos tercios.

Calentamiento

Precalentar una olla de cocción lenta antes de cocinar el pollo puede ayudar a mantener tu comida segura. Enciende tu olla aproximadamente 30 minutos antes del momento en que planeas usar el dispositivo. Calienta el pollo por la primera hora en la temperatura más alta de tu olla, recomienda Dreissen; el tiempo restante de cocimiento puede hacerse usando la temperatura baja. Usa un termómetro de carne para revisar la temperatura interna del pollo, que deberá alcanzar un mínimo de 165 grados Fahrenheit.

Recalentado

No es seguro usar una olla de cocción lenta para recalentar el pollo. Usa un horno o microondas para recalentar alimentos. Si deseas mantener un plato de pollo caliente después de recalentarlo, entonces puede ser transferido a la olla. Esta olla deberá mantener un mínimo de 140 grados Fahrenheit para mantener el pollo caliente, tal como indica el U.S. Department of Agriculture.

Más galerías de fotos



Escrito por heather topham wood | Traducido por reyes valdes