¿Es seguro alzar a un niño pequeño cuando se está embarazada?

Las mujeres embarazadas deben, generalmente, evitar levantar peso durante sus embarazos. Mientras que puede ser fácil dejar que alguien más levante y lleve las cosas que se compraron en la tienda, es mucho más difícil rechazar a un niño pequeño dulce que quiere estar en tus brazos. Sin embargo, tu doctor puede darte recomendaciones específicas para tu situación en particular, pero debes entender las directrices generales que hablan sobre alzar peso durante el embarazo.

Los hechos

En la mayoría de los casos, puedes cargar a tus niños que pesen 30 libras o menos hasta que comience a ponerse difícil e incómodo. Esto generalmente ocurre alrededor del cuarto o quinto mes para la mayoría de las mujeres, explicó la doctora Mary Lake Polan en el sitio web BabyCenter. Es seguro, para la mayoría de las mujeres, levantar más del peso establecido (y muchos de los niños entran en esta categoría), pero una vez que entras en el tercer trimestre, debes limitarte en cuán a menudo los levantas.

Potenciales problemas

Cuando estás embarazada, tu cuerpo intensifica la producción de relaxina, haciéndolo unas 10 veces más que el nivel normal de esta hormona que afloja las articulaciones, explica la obstetra y ginecóloga Marra Francis en la revista "Parents". Este aumento en la producción hace que tu pelvis esté lista para expandirse durante el parto debido a que la relaxina relaja todas las articulaciones de tu cuerpo, por esta razón, puede que sientas dolor en las articulaciones y tengas una inflamación cuando pongas presión sobre ellas. La expansión de tu estómago también causa que el centro de gravedad de tu cuerpo cambie, aumentando la cantidad de presión en la parte inferior de tu espalda (o zona lumbar) y haciéndote más susceptible a caerte. Todos estos factores pueden hacerte complicado alzar a tu niño sin lastimarte.

Método recomendado

Cuando vayas a alzar a tu niño, utiliza las técnicas adecuadas para hacerlo para evitar lastimarte. Ten en cuenta doblar tus rodillas para recogerlo, levántalo enderezando tus rodillas, manteniendo tu espalda recta y utilizando tus piernas para que hagan todo el trabajo de levantamiento. Evita hacer movimientos rápidos o torpes cuando lo estés alzando, debido a que este tipo de cosas puede hacer que te caigas. Asimismo, ten en cuenta moverte lento ya que, el aumento de flujo sanguíneo durante el embarazo puede hacer que te sientas mareada o aturdida cuando te paras rápidamente, advirtió la obstetra y ginecóloga Laurie C. Zephyrin en BabyCenter.

Consideraciones

Es fácil rechazar levantar otros niños más que a tu propio hijo. Afortunadamente, hay otras maneras de mostrarle tu afecto llegado al caso que no puedas alzarlo debido a que te es muy incómodo o porque tu médico te dijo que no lo hagas. Entonces, en lugar de cargarlo, anímalo a que sostenga tu mano o utilice un cochecito cuando estás caminando y asegúrate de darle todos los mimos mientras esté en tu regazo o cuando esté sentado a un lado tuyo en un sofá o en una silla.

Más galerías de fotos



Escrito por holly l. roberts | Traducido por stefanía saravia