¿Es seguro acostarte sobre tu estómago durante el embarazo cuando haces ejercicio?

En las primeras etapas del embarazo, antes de que tu cuerpo experimente la mayoría de sus cambios, es posible que no te sientas muy diferente a como te sentías antes de saber que estabas embarazada. De hecho, puede que incluso no se desarrolle la barriga característica del bebé por unos meses más. Durante ese tiempo, podrías preocuparte sobre si las actividades de la rutina diaria, como por ejemplo determinados tipos de ejercicios, puedan causarle problemas a el crecimiento de tu bebé.

Principios del embarazo


Estarás segura realizando ejercicios simples y suaves sobre tu estómago en las primeras etapas del embarazo.

Estarás segura realizando ejercicios simples y suaves sobre tu estómago en las primeras etapas del embarazo. Tu hueso púbico proporciona una protección para el todavía pequeño útero, según OB-GYN Catherine Lynch en BabyCenter.com. Esto, combinado con el bebé del tamaño de un guisante y la cantidad de aumento de líquido protector, hace que el acostarte sobre tu estómago una actividad de bajo riesgo. Evita actividades extenuantes y ejercicios que involucren algún tipo de impacto con el suelo, sólo para estar en el lado seguro.

Una vez que la barriga llege


Tu abdomen se expandirá rápidamente y esto significa unos cuantos cambios en tu cuerpo.

Tu abdomen se expandirá rápidamente y esto significa unos cuantos cambios en tu cuerpo que harán que hacer ejercicio en tu estómago no sea una manera cómoda de pasar el tiempo. Aparte de que tu vientre simplemente estorbe, los cambios hormonales aflojan las articulaciones y el aumento de peso conduce a músculos doloridos. Además, la piel estirada puede dar comezón y se vuelve más sensible al tacto. Lynch dice "Estarías muy incómoda para querer hacerlo mucho antes de que pudieras hacerle daño a tu bebé".

Adaptando tu posición


Pelota para hacer ejercicio.

Si está tratando de hacer ejercicios como flexiones o a "hacerte tabla", tu barriga se interpondrá en tu camino en algún momento. En lugar de luchar con tu barriga, puedes adaptar estos ejercicios para que sean más seguros y más agradable. Por ejemplo, si asumes una posición de lagartija tradicional con un pelota para hacer ejercicio debajo de tus piernas, podrás trabajar tus brazos, la espalda y núcleo sin acostarte sobre tu estómago. También puedes adaptar ejercicios al realizarlos sobre tus rodillas.

Punto final


Platica cualquier plan que tengas para realizar ejercicios potencialmente peligrosos con tu médico o partera.

Mientras que el estar acostada sobre tu estómago probablemente no le cause daño a tu bebé, especialmente en el primer trimestre, es mejor prevenir que lamentar. Según FamilyDoctor.org, hasta las lesiones estomacales mas pequeñas pueden tener consecuencias graves durante el embarazo. Trata de modificar tus ejercicios favoritos o trata de encontrar nuevas maneras de trabajar el mismo grupo muscular en lugar de realizar actividades que puedan hacerte sentir incómoda. Platica cualquier plan que tengas para realizar ejercicios potencialmente peligrosos con tu médico o partera.

Más galerías de fotos



Escrito por lillian downey | Traducido por ariadna delgado