Seguridad de las zanahorias de cambray

Las zanahorias de cambray (baby carrots) son un bocadillo popular para los niños y adultos por igual. Hay dos tipos de zanahorias de cambray, las que se cultivan y las que se fabrican. Las que se cultivan naturalmente son las zanahorias regulares recogidas antes de que lleguen a su tamaño completo o una variedad de zanahorias pequeñas, como la thumbelina. Las zanahorias fabricadas en realidad son de tamaño normal, pero son reducidas. Recientemente, ha habido una serie de cuestiones planteadas en relación con la seguridad de las zanahorias fabricadas como resultado de su tratamiento; sin embargo, estas preocupaciones parecen ser infundadas.

Cómo se hacen las zanahorias de cambray

La zanahoria de cambray manufacturadas nacieron como producto de la lluvia de ideas del agricultor Mike Yurosek, quien estaba buscando una manera de reducir el número de zanahorias perdidas que estaban demasiado llenas de protuberancias nudosas para el mercado. De acuerdo con el World Carrot Museum, él peló las zanahorias poco atractivas y luego las cortó en un tamaño más pequeño, comercializándolas como "zanahorias de cambray". Aunque la FDA requiere que las zanahorias de cambray fabricadas se enjuaguen con cloro antes de ser envasadas​​, contienen la misma nutrición que las zanahorias de crecimiento natural.

Asuntos de seguridad

Al parecer, un correo electrónico falso está en el fondo de las preocupaciones de seguridad con respecto a las zanahorias de cambray. El correo electrónico ha sido ampliamente difundido, afirmando que se sumergen en el mismo cloro que se utiliza en las piscinas. El correo también afirma que el color blanco que se forma en las zanahorias mayores es el resultado del cloro contenido. Es cierto que las zanahorias de cambray, al igual que todas las verduras precortadas, se enjuagan con agua que contiene una pequeña cantidad de cloro durante el procesamiento, de acuerdo a lo dispuesto por la FDA. Sin embargo, no se empapan en cloro y no se filtra hacia fuera para formar una capa blanca. El color blanco se produce naturalmente mientras envejecen las zanahorias y pierden humedad.

Nutrición de las zanahorias de cambray

Las zanahorias de cambray procesadas ​​son perfectamente seguras para comer, de acuerdo con Dole, y contienen los mismos nutrientes que las zanahorias grandes. Ellas se enjuagan con agua que contiene cloro para reducir tu riesgo de contraer una enfermedad bacteriana transmitida por los alimentos. Llenas de vitamina A, el Centers for Disease Control and Prevention declara que una sola porción de media taza de zanahorias crudas contiene sólo 25 calorías, no contiene grasa y te proporciona 6 g de carbohidratos, 2 g de fibra dietética, 1 g de proteínas, 45 mg de sodio y el 20% del consumo diario de vitamina C. Las zanahorias miniatura son dulces, por lo que una taza y media también contiene 3 g de azúcares naturales.

Almacenamiento seguro

Las zanahorias de cambray son verduras frescas y necesitan ser almacenadas adecuadamente para mantener su frescura y nutrientes. Tras el procesamiento, deben ser refrigerados. La FDA declara que los productos frescos, como estas zanahorias, se deben almacenar en el refrigerador a 40 grados F o 4 grados C, durante el transporte, mientras están a la venta en la tienda y en tu casa. También mantente atento en la fecha de vencimiento, descartando el paquete una vez que ha expirado. Si tienes alguna preocupación sobre la seguridad alimentaria, consulta el sitio web de la FDA para información.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn meininger | Traducido por mariana perez