Seguridad en la ropa de niños pequeños

Los padres a menudo se centran en la belleza de la ropa para sus niños pequeños y no siempre miran las etiquetas o consideran la seguridad de estos artículos.La Consumer Product Safety Commission informa que 18 muertes y 38 lesiones entre 1985 y 2009 fueron causadas por cordones en sudaderas y cuellos en ropa para niños, sólo por citar un ejemplo. Sigue algunos consejos y repasa el clóset de tu niño pequeño para deshacerte de artículos que pudieran causar lesiones.

Cuerdas

La Consumer Product Safety Commission advierte a los padres acerca de los cordones, tanto en las partes superiores e inferiores de la ropa, ya que pueden ser muy peligrosos para los niños pequeños. Los cordones pueden enredarse en los juegos infantiles, atraparse en las puertas o podrían envolverse alrededor del cuello del niño. No tienes que desechar la sudadera favorita de tu niño, pero puedes cortar o sacar los cordones de inmediato para evitar cualquier accidente.

Aplicaciones

Los aplicaciones, moños, botones u otros adornos en la ropa del niño son sin duda adorables, pero pueden ser un peligro de asfixia. No tienes que deshacerte de estas prendas, pero habitualmente deberías revisar para encontrar artículos sueltos. Si tu niño tiene la costumbre de masticar la ropa o tratar de quitar botones y decoraciones de sus camisas, evita la compra de estos artículos hasta que se le quite el hábito. Revisa los botones, broches y otros cierres en toda la ropa para asegurarte de que estén bien hechas.

Ropa inflamable

Si has entrado a una tienda de telas y has observado un cartel que dice: "No apropiado para ropa infantil", significa que el tejido no es antideflagrante. La ropa comprada en tiendas también podría tener etiquetas que digan: "Mantener alejado del fuego", lo cual también indica que la tela no se ha tratado con retardantes de llamas. Muy a menudo el culpable de estos riesgos de incendio es la ropa de dormir de los niños. Estas etiquetas no significan que no puedas comprar esta ropa para tu niño, pero debes tener en cuenta que tienen más riesgo de incendio, así que tendrás que tomar precauciones adicionales. La ropa antideflagrante a menudo es tratada con químicos a los que algunos padres no quieren exponer a sus hijos.

Consejos adicionales

La Consumer Product Safety Commission también sugiere evitar ropa holgada para niños pequeños. Las camisas de gran tamaño o ropa holgada pueden incendiarse más fácilmente que la ropa para dormir entallada. Enrolla las mangas y pantalones que son demasiado largos para evitar tropiezos u otros accidentes. Revisa la ropa de tu niño para detectar hilos colgantes que podrían atorarse o envolverse alrededor de una parte de su cuerpo. El sitio web consumerreports.org también sugiere que la ropa sin etiqueta podría estar relacionada con erupciones cutáneas.

Más galerías de fotos



Escrito por cara batema | Traducido por valeria garcia