Seguridad de la quiroterapia de ultrasonido durante el embarazo

La tecnología del ultrasonido se utiliza en el cuidado de la salud para el diagnóstico y tratamiento. Durante el embarazo, el ultrasonido es habitualmente un diagnóstico para ayudar a evaluar el estado del desarrollo del bebe y detectar anormalidades. El ultrasonido puede ser utilizado terapéuticamente para tratar problemas musculares y del esqueleto en la mujer embarazada. En cualquier caso, el ultrasonido es considerado relativamente seguro mientras se tomen ciertas precauciones.

Diagnóstico de ultrasonido

Los obstetras habitualmente utilizan ultrasonido para detectar anormalidades fetales, monitorear el crecimiento y desarrollo del feto y verificar el progreso de un embarazo. Mientras que la utilización del ultrasonido para el monitoreo médico y diagnóstico es considerado seguro durante el embarazo, el colegio de Estado Unidos de ginecólogos y obstetras y el instituto de ultrasonido en la medicina desaconsejan el uso no medico del ultrasonido para la creación de recuerdos del momento. La AIUM indica que la energía involucrada en el uso inapropiado de la visualización por ultrasonido puede ocasionar efectos potencialmente dañinos no reconocidos.

Ultrasonido terapéutico

A veces los quiroprácticos recomiendan el ultrasonido para ayudar a tratar ciertas condiciones. Las unidades de ultrasonido envían vibraciones sónicas (una frecuencia demasiado alta como para que podamos escucharla) dentro de los tejidos del cuerpo. Esto produce pequeñas vibraciones y calor en niveles más profundos que los logrados aplicando fuentes de calor externas. Los efectos de vibración y térmicos del ultrasonido terapéutico son mayores que aquellos del ultrasonido de diagnóstico. Según la publicación de la asociación estadounidense de quiropráctica, “Fisioterapia aplicada”, el ultrasonido terapéutico puede ser de un uso seguro en el tratamiento de bursitis, dolor muscular, artritis, torceduras, tirantez, tendinitis, y otras condiciones musculares y óseas. Sin embargo, deben observarse precauciones especiales cuando se realice tratamiento a una mujer embarazada.

Precauciones

Debido al potencial para recalentar al feto, las orientaciones del gobierno de salud canadiense advierten enfáticamente contra la aplicación de ultrasonido terapéutico en cualquier área del cuerpo que sea probable que resulte en una exposición al feto. Las altas temperaturas pueden dañar los tejidos y órganos del bebe en desarrollo. La administración de comida y medicamentos de los Estados Unidos exhortan a las mujeres embarazadas a que informen a su proveedor de atención médica antes de recibir terapia de ultrasonido terapéutico, también conocido como diatermia ultrasónica. Debido a que las unidades de terapia dirigen las ondas de ultrasonido bastante específicamente, es posible administrar terapia de ultrasonido a las partes del cuerpo alejadas del útero sin exponer potencialmente al feto. La asociación de quiropráctica de los Estados Unidos “fisioterapia aplicada” también previene contra el empleo de ultrasonido terapéutico directamente sobre el útero de una mujer embarazada.

Consideraciones generales

Diles a todos tus proveedores de atención médica si es que sospechas que puedes estar embarazada. Esto permitirá a los profesionales escoger y recomendar los tratamientos más apropiados, luego de balancear los potenciales riesgos y beneficios. Pregunta sobre los riesgos potenciales de cualquier tratamiento en contexto con tu embarazo. Si te sientes incómoda con una recomendación de ultrasonido terapéutico, expresa tu preocupación y pide otras opciones de tratamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por ron rogers | Traducido por alejandro schaller